Limpia ríos, salva océanos

¿Cómo conservar los ecosistemas acuáticos? Hablamos con Jesús Abia, director general de Biotherm y con Irene Díaz, directora de la fundación ECOALF, para descubrirlo.

Biotherm x Marie Claire
Biotherm x Marie Claire

Biotherm y la Fundación Ecoalf se han unido en el proyecto Limpia Ríos, Salva Océanos para evitar que la basura llegue al mar.

¿Cómo ha nacido el proyecto Limpia Ríos, Salva Océanos?

Jesús Abia: Nació con la unión de dos marcas referencia en belleza y moda sostenible con un objetivo común. Ambas compañías poseemos una herencia de años en la preocupación e implicación en el cuidado del medio ambiente, concretamente con la conservación y preservación de los mares de los residuos plásticos. Tanto la Fundación Ecoalf, como nosotros, llevamos años trabajando en la causa marina y decidimos que era el momento de ir a uno de los orígenes del problema, a los ríos. 

Iniciamos las primeras conversaciones motivados por nuestra misión de cuidar los entornos marinos, estudiamos las necesidades más próximas a nuestro entorno y descubrimos que ninguno de los dos habíamos actuado sobre los ríos, donde van a parar grandes cantidades de basuras que después llegan a los mares.

Una vez establecido el objetivo del proyecto, era importante ejecutarlo con el adecuado socio a nivel experto y técnico. En colaboración con LIBERA, en toda la parte técnica, 135 kilómetros del río Jarama están siendo restaurados en este plan único, que abarcará espacios como el Parque Regional del Sureste, un ecosistema de casi 32.000 hectáreas con un gran valor biológico, una zona de excepcional riqueza siendo uno de los grandes focos de interés del proyecto. Hasta la fecha un total de 18 municipios se están viendo involucrados en este programa, de gran calado medioambiental, y nos emociona decir que esto es solo el principio.

Manu San Félix
Manu San Félix

¿Cuál es su objetivo principal?

J.A.: Para entenderlo bien es importante empezar con el contexto y el porqué de este proyecto medioambiental. El 44% de los ríos de nuestro país se encuentra en mal estado ecológico. El porcentaje de salud de nuestros ríos podría ser mayor si se evaluase la situación de los entornos fluviales de acuerdo con los indicadores que marca la Unión Europea. 

A este panorama, se añade otro factor: la constante intervención humana sobre sus cauces. De hecho, el 20% de los ríos españoles están catalogados como “muy intervenidos”. Los ríos sufren muchas amenazas en España, desde la sobreexplotación a la presencia de especies exóticas invasoras. 

Por otro lado, el 80% de los residuos que llegan al mar son de zonas terrestres y uno de los canales de entrada, son los ríos. El concepto genérico de “Limpia Rios, Salva Océanos” alude a la necesidad de poner en valor la función de los ríos: fuente de agua para los seres vivos, hábitat para diversas formas de vida o transporte de sólidos como sedimentos o sales. En definitiva, los ríos, como el Jarama en el que estamos trabajando, componen un ecosistema prioritario para el medio ambiente.

Al iniciar el proyecto detectamos que, de todos los ríos españoles, el río Jarama se muestra especialmente afectado en su tramo medio y bajo por la contaminación de residuos, lo que afecta negativamente al ecosistema, de ahí que decidiéramos empezar con el Jarama dada su compleja situación. 

Esta situación nos ha motivado a Biotherm y a la Fundación Ecoalf a unirnos en una causa común que compartimos a través de nuestro programa Limpia Rios, Salva Océanos. 

¿Por qué habéis elegido el río Jarama como el objetivo con el que se iniciará la campaña?

J.A.: Hemos escogido el Río Jarama por las siguientes razones: 

• Atraviesa la mitad de los núcleos urbanos de la CAM, por lo que sufre numerosas agresiones ambientales: extracción de agua, contaminación agrícola, graveras… pero, sin duda, uno de las más importantes es el abandono de residuos por excursionistas, pescadores, cazadores, además de ser sumidero de diferentes EDAR con la correspondiente carga de residuos higiénicos y microplásticos.

• Es el río más largo de la CAM (190km) atravesando ésta de Norte a Sur, lo que nos permitirá analizar la evolución del río en sus cuencas media y baja y ver cómo afecta la “basuraleza” al ecosistema.

• Tiene un gran potencial para sensibilizar sobre la basura marina a un elevado número de personas que viven en el entorno de Madrid. Es importante que los ciudadanos seamos conscientes de que la contaminación de los océanos se genera tierra adentro a cientos de kilómetros de la costa, que nuestras acciones tienen un impacto, aunque no lo veamos directamente y que todo está conectado.

Manu San Félix
Manu San Félix

¿Qué acciones incluye el proyecto?

J.A.: Se trata de un proyecto integral. El objetivo fundamental es que los ciudadanos se conciencien del daño ambiental que produce la “basuraleza”, unión de las palabras basura y naturaleza. Extraer residuos no tiene ningún sentido si paralelamente no se trabaja en que cese la generación de estos. 

Los planes de acción dentro del proyecto tienen diversas áreas de actuación: en primer lugar acciones de seguimiento que implican medición de micro plásticos o caracterización de residuos para identificar los problemas a resolver, acciones de voluntariados que incluirán acciones de limpieza y sensibilización; en el primer año se han hecho más 30 jornadas activas, involucrando al personal tanto de L’Oreal y Ecoalf pero también a la población local a través de colaboraciones con los ayuntamientos y centros educativos de la zona, construyendo así una red de más de 370 voluntarios.  Y, por último, en alguno de los tramos más perjudicados hemos realizado acciones de restauración lo que supone desde la repoblación, la extracción de especies invasoras e incluso la colocación de cajas nido. Todo ello desde la supervisión y ejecución técnica del equipo de LIBERA.

Por resumir, el plan de este proyecto está basado sobre 3 ejes:

  • Conocimiento: Voluntarios y técnicos de LIBERA realizan muestreos con metodologías científicas para obtener datos sobre la tipología y abundancia de residuos. Paralelamente se harán trabajos de restauración en tramos concretos del río.
  • Prevención: Esta labor se realiza juntamente con los Ayuntamientos para crear campañas de sensibilización en torno al problema de la “basuraleza”.
  • Participación: Serán los propios habitantes de estos municipios, junto con los grupos de interés cercanos a Biotherm y Fundación Ecoalf, quiénes realizarán periódicamente jornadas de voluntariados para liberar el cauce del río de basura.

¿Cuáles son los próximos retos del proyecto?

J.A.: La misión principal es la de luchar contra la basuraleza y, en especial contra el plástico, en los océanos. Los ríos son el primer paso para alcanzar este objetivo. Atajar este problema desde su raíz es la mejor manera de mantener los océanos saludables. A lo largo de los años seguiremos midiendo las toneladas de basuraleza recogida y seguiremos implementando nuevas herramientas como Tecnograbber, una herramienta que reduce el impacto de las toallitas higiénicas. 

En la parte de comunicación seguiremos dando a conocer el proyecto a nivel nacional, iremos sumando personas que quieran formar parte de este cambio a través de sus redes. Divulgaremos nuevos hábitos en la gestión de plásticos a través de charlas en ayuntamientos de las zonas colindantes del rio Jarama. Sumaremos a ello los voluntarios que físicamente se unan a las distintas actividades. Y así con cada río que se incorpore, ojalá sean muchos más.

Además, continuaremos con el uso de herramientas como E-Litter para caracterización de residuos, así como con la medición y el análisis de micro plásticos presentes en el agua.

Esperamos seguir sacando aprendizajes y consolidar mejoras con estos nuevos avances que estamos aplicando y darle mayor alcance geográfico a Limpia Rios, Salva Océanos. 

Manu San Félix
Manu San Félix

¿Cómo está vinculada la marca Biotherm con el agua? ¿Y la fundación Ecoalf?

Jesús Alba e Irene Díaz: Biotherm es una marca que viene del agua y, como tal, tenemos la misión de devolverle al mar todo lo que nos da. Llevamos 10 años trabajando en el proyecto Water Lovers, en colaboración con la ONG Mission Bue, comprometidos con la preservación marina de Hope Spots (o zonas de esperanza) por todo el mundo. 

Por su parte, la Fundación Ecoalf lleva también trabajando desde 2015 en la lucha contra la basura marina en colaboración con el sector pesquero a través de su proyecto Upcycling the Oceans.  En este tiempo hemos podido entender mejor el problema, sus orígenes, sus impactos y sobre todo hemos intentado no solo limpiar los océanos sino principalmente sensibilizar sobre la necesidad de prevenir. 

¿Por qué la Fundación Ecoalf decidió unirse a este proyecto?

I.D.: Para nosotros el reto realmente importante no está en limpiar los océanos sino en dejar de ensuciarlos. Por eso la Fundación Ecoalf trabaja en nuevos proyectos como éste que actúa en uno de los principales orígenes de la basura marina, los ríos. El 80% de la basura que está destruyendo nuestros mares procede de tierra adentro, y en gran medida es transportada por los ríos. Por lo tanto, es clave que seamos conscientes de la conexión entre los ecosistemas fluviales y marinos y de que unos océanos sanos pasan por unos ríos sanos. 

Sin duda, las alianzas son la mejor forma de abordar estos grandes retos. Estamos convencidos de la necesidad de remar todos en la misma dirección y creemos que juntos es más fácil llegar a resultados sólidos. De ahí nuestra unión con empresas con las que compartimos valores y objetivos como es el caso de Biotherm.  

Manu San Félix
Manu San Félix

¿Cuáles son los objetivos de la fundación Ecoalf? 

I.D.: La Fundación Ecoalf tiene una clara vocación por la conservación de los océanos. Para ello enfoca su actividad en la sensibilización y en la promoción de la economía circular como una herramienta crucial para reducir el impacto negativo de los residuos. Buscamos una sociedad consciente del deterioro ambiental pero no con una actitud derrotista, sino dispuesta a ser parte del cambio, a implicarse con optimismo desde sus comunidades, desde sus empresas, desde sus hogares… 

Los voluntarios que participan en Limpia Ríos, Salva Océanos saben que el problema no se solucionará de la noche a la mañana, y que no depende únicamente de ellos, pero quieren aportar su granito de arena. Recogen unos kilos de basura, contribuyen a un mayor conocimiento gracias a la ciencia ciudadana, explican a sus amigos o familiares lo que han visto con sus propios ojos en una jornada de limpieza y probablemente cambian algunos de sus hábitos de consumo o sus comportamientos ambientales teniendo en cuenta esta experiencia. En estos casos: objetivo cumplido. 

¿Cuántos kilómetros del río se recuperarán? 

I.D.: El foco del proyecto está puesto en el Río Jarama a su paso por la Comunidad de Madrid, hablamos entonces de unos 130 kilómetros de río. Sin embargo, es un proyecto ambicioso que quiere hacer hincapié en la conexión con el océano y que poco a poco pretende ampliar su ámbito de actuación. Por eso, en este segundo año prevemos algunas acciones piloto ya en el río Tajo. 

¿Qué se va a hacer con la basura recogida? 

I.D.: Lo primero que hacemos es analizarla. No se trata solo de retirar toneladas de basura de nuestros ríos sino de evitar que vuelvan allí tras la siguiente tormenta. Para atajar el problema, necesitamos saber qué compone esa “basuraleza”, lo que a su vez nos ayuda a conocer su origen.  

En este primer año hemos detectado unos patrones comunes, pero también hay puntos concretos donde el principal problema son por ejemplo las toallitas higiénicas que se desechan erróneamente por el inodoro. Por lo tanto, las medidas a tomar tendrán que ser distintas en unos sitios y en otros.  

Después, la basura recuperada se clasifica como la basura doméstica: papel, vidrio, envases… y es gestionada por los servicios municipales, que colaboran activamente con el proyecto. 

Aunque no es uno de los objetivos a corto plazo de Limpia Ríos Salva Océanos, no descartamos convertir estos residuos en algún producto para seguir demostrando las posibilidades que nos ofrece la economía circular a través del reciclaje.   

Manu San Félix
Manu San Félix

¿Qué consiguió el proyecto durante su primer año? 

I.D.: El primer año ha estado muy condicionado por las restricciones de la pandemia, pero creo que hemos conseguido contrarrestarlas con la ilusión y las ganas de todas las personas, entidades, administraciones y empresas que han colaborado. Hemos trabajado en grupos reducidos, pero aun así hemos conseguido la participación de más de 350 voluntarios que han retirado siete toneladas de basura del río Jarama, actuando en una superficie de 2.600 m2. 

¿Los ciudadanos también pueden colaborar en este proyecto? 

J.A.: El propósito de Limpia Ríos, Salva Océanos es el de conseguir la máxima participación ciudadana, tanto en la acción de limpieza como en la de concienciación. La educación en costumbres respetuosas con la vida de los ríos comienza en el día a día de cada uno de nosotros.

Para participar, todo el mundo que quiera podrá inscribirse a través de la sección “Limpia Ríos, Salva Océanos” de la página web de Biotherm y de la Fundación ECOALF, donde se obtendrá toda la información necesaria sobre próximas recogidas, horarios y solicitud de participación. Esperemos que la situación actual nos permita empezar muy pronto con las acciones de voluntariado. Contamos con todos vosotros.

Manu San Félix
Manu San Félix