Paula Echevarría es muy fan, pero ¿duele la maderoterapia?

¿Es necesario complementarlo con otras técnicas? ¿Cuándo se ven los resultados? ¡Contestamos a todo!

Existe una tendencia que se ha asentado entre las cuentas de Instagram y es que tratan de compartir casi en directo los momentos en los que las 'influencers' se están sometiendo a tratamientos de belleza en cabina. Sobre la camilla, móvil en mano, graban como el profesional de la estética procede a realizar el tratamiento.

A los seguidores esto nos permite ver cuáles son los procedimientos más demandados entre las 'celebrities' e 'influencers'. En una visión general teniendo en cuanta los últimos meses, hay una que gana por goleada al resto: la maderoterapia. Una de las famosas más fieles a esta técnica es Paula Echevarría. Son muchas las ocasiones en las que la actriz ha compartido estos momentos en el centro de estética mientras la esteticista pasa unas herramientas construidas a base de este rudo material por su cuerpo. Y su cara, no era precisamente de placer, ¿duele la mederoterapia?

Para contestar a esto primero vamos a conocer en qué consiste la técnica. Como muchas otros tratamientos a base de masaje es una técnica cuyo origen se sitúa hace miles de años en el continente asiático. Más recientemente se rescató en Colombia, al rededor de los años 90. En esta época, además, se actualizaron las herramientas que se usaban apara aplicarla, añadiendo instrumentos de mano y adaptados a la forma del cuerpo humanos. Ahora, vuelve a experimentar un notable aumento de su popularidad.

Paula Echevarría maderoterapia
Instagram (@pau_eche)

Y es que según cuentan quienes la han probado sus beneficios son muy numerosos, empezado porque es muy efectiva en la incansable lucha contra la celulitis. Pero además, aumenta la circulación linfática, reduce las arrugas, alivia el estrés actuando sobre el sistema nervioso y provocando un efecto relajante. Por otro lado, alivia las contracturas endurecidas que un masaje simple no es capaz de deshacer, elimina toxinas del cuerpo y acelera el matabolismo.

Ahora queremos conocer si todos estos beneficios implican algún tipo de molestia o dolor durante las sesiones. Desde el centro 'El templo del masaje' afirman que aunque es normal que las primeras sesiones puedan resultar un poco incómodas -sobre todo en las zonas donde la celulitis o las contracturas estén endurecidas- “no es nada insoportable”. Además, según pasen las sesiones, la sensación irá disminuyendo. Tampoco te asustes si tras los masajes aparecen algunos hematomas es normal tras aplicar la técnica y también desaparecen a la tercera o cuarta sesión.

Y en cuanto a los resultados, aunque nada más terminar la primera sesión ya se puede ver una diferencia, como en todos los tratamientos estéticos, la constancia es la clave y cuantas más sesiones acumules, más resultados notarás. Por lo general, un resultado visible se obtiene entre la tercera y la quinta sesión.

Para la realización de estos masajes se requieren diferentes herramientas. Estos instrumentos, quizá sea lo que más fama tiene en redes sociales. No obstante, todos ellos no sirven de nada si las maniobras no son realizadas por un buen profesional. Algunas de estas herramientas son el rodillo de barriles, para relajar el sistema nervioso, el rodillo de pinchos, para estimular la microcirculación, el rodillo de cubos que actúa a un nivel más profundo y actúa contra la celulitis, setas, para actuar también a nivel profundo, copas, para drenar el líquido movilizado por la sesión a sus vías de eliminación natural y la tabla moldeadora que se utiliza al final del cuerpo para ayudar a definir la silueta.

María Villar

María Villar

Me gusta la pizza con piña y soy un ave nocturna. Vivo entre lunares, lazos, labiales rojos y maxipendientes. Pero también tengo un objetivo: defender la moda y la belleza como formas de expresión.Todavía me corren cosquillas por el cuerpo cuando se refieren a mí como periodista. El café siempre sin azúcar.

Continúa leyendo