El secreto de la reina Letizia para presumir de brazos tonificados y eliminar la flacidez con cuatro ejercicios

Por lo que sabemos, la esposa de Felipe VI invierte horas en el gimnasio y su progreso en los últimos dos años es más que evidente.

La rutina de belleza de la reina Letizia se ha convertido en un tema de interés general no solo en España, en todo el mundo. Es cierto que siempre ha sido una mujer guapa y delgada, pero pasan los meses y su figura está cada día más definida y musculosa. Todo gracias al deporte y una buena alimentación.

 
Según pudimos ver en las imágenes publicadas con motivo del 50 cumpleaños del rey Felipe VI, doña Letizia y su familia comen, y comen muy bien. Es fiel seguidora de Nicholas Perricone, un famoso médico estadounidense que inventó la Dieta Perricone, la cual promete perder peso en tan solo 3 días o en 28 días según el método que se use. Visitando su página oficial, podemos comprobar como recomienda grupos de alimentos saludables y ricos en omega 3 (pescados, mariscos y huevo), frutas, especias, semillas y frutos secos, legumbres, probióticos, cereales enteros y verduras.

Letizia brazos tonificados
Fotografía de Carlos Alvarez/ Getty Images

Unos brazos tonificados, torneados y que le facilitan su vida a nivel práctico (levantar peso, agarrar con firmeza…). Por lo que sabemos, la esposa de Felipe VI invierte horas en el gimnasio y su progreso en los últimos dos años es más que evidente. El derecho. El izquierdo. ¿Qué hace la doña Letizia para tener los brazos tan fuertes como el hierro? Nosotros lo sabemos. 

El verano pasado, inmersa en plena gira post-confinamiento, la reina Letizia nos sorprendió a todos con un físico trabajado y tonificado. Esto responde a una práctica deportiva diaria y estricta que incluye yoga, bicicleta estática, zumba y ejercicios con material específico de gimnasio. Según El Español, la Reina recomienda tríceps en la pared, las clásicas flexiones en posición de plancha que fortalecen la espalda, los abdominales y los brazos. 

Foto de Li Sun en Pexels
Fotografía de Li Sun en Pexels

Hemos investigado y te recomendamos estos cuatro ejercicios (que puedes hacer en casa o el gimnasio) para conseguir los brazos definidos de la reina Letizia:

Golpes de pelota con balón medicinal (bíceps): este movimiento te brinda todos los beneficios ya que fatiga tus brazos y agrega un poco de cardio al entrenamiento. Colócate con los pies separados a la altura de la cadera y sostén la pelota en el pecho. Levanta el material justo a la altura de la cabeza y flexionando rodillas, lanza la pelota al suelo tan fuerte como puedas. Agarra la pelota mientras rebota hacia arriba y repite. Es importante mantener la columna vertebral recta y usar las rodillas para elevarse. 

Press de banca con mancuernas para entrenar deltoides, tríceps y dorsales. No es necesario levantar mucho peso para disfrutar de los beneficios de este entrenamiento 

Hacer un press de banca con mancuernas desafía tus músculos y ayuda a reducir los desequilibrios o la debilidad muscular de tus brazos. 

Curl de bíceps con banda elástica para fortalecer. Pisa la banda con el arco de tu pie. Agarra los extremos de modo que las palmas miren hacia adelante y los brazos a los lados. Con los codos apretados contra las costillas, dobla lentamente los brazos para llevar las manos a los hombros. Baja lentamente las manos a los costados y listo. 

Remo con barra TRX o supina: gracias a este ejercicio no solo trabajarás tus brazos, sino que fortalecerás los músculos de la parte superior de la espalda que ayudan a mejorar la postura.

Sergio E. González

Sergio E. González

Cuando era pequeño una de las cosas que más me gustaba era sentarme a coser con mi abuela Mercedes, modista y patronista. Pero, con los años me olvidé del ruido de la máquina de coser y decidí que a mi lo que me gusta es contar ideas sobre moda, arte y belleza, ya sea con palabras, imágenes, con campañas de publicidad o con señales de humo… lo mío es comunicar. Pero no todo se resume a eso, también me gusta el café con hielo, los perros salchicha, la paella de mi madre y leer poemas de Lorca.

Continúa leyendo