¿Te atreves con la mascarilla para las axilas?

La piel de esta delicada zona suele ser una de las grandes olvidadas de nuestra rutina de belleza. ¿Sabes que una mascarilla podría revolucionar tu rutina de belleza?

Mascarilla axilas

Rostro, cuello, pies… Son miles las zonas de nuestro querido cuerpo que mimamos día tras día. De la hidratación a la exfoliación pasando por la regeneración, nuestros productos se alzan como armas de combate ante la sequedad y otros problemas habituales de la epidermis. Si bien son múltiples los productos  necesarios, existe uno del que no podemos prescindir: la mascarilla. Cómoda y eficaz, permite conseguir resultados espectaculares en apenas unos segundos, con un efecto adaptado a cada tipo de piel.

En la actualidad, no son pocas las firmas que desarrollan capas de tejido de carbón o incluso de fruta para dejar nuestra piel resplandeciente (y en algunos casos, con el añadido de tener un packaging irresistible). En los últimos años, también llegaron a nuestros pies y manos, pero también a las redes sociales donde ya son millones los usuarios en compartir sus recetas milagro (entre ellos se encuentran los ángeles de Victoria’s Secret y sus mascarillas de oro). Algunas partes de nuestros cuerpos se quedaban pese a todo hasta ahora fuera de este ritual. Es el caso de las axilas, que tanto dan que hablar. ¿Te habías planteado aportarles un cuidado específico?

Mascarilla arcilla

Una bloguera healthy llamada Lee Tilghman decidió acabar con la idea de que solo había que depilarlas, y de paso blanquearlas, al desarrollar una mascarilla que, además de ser eficaz, es totalmente natural. Los objetivos de esta mascarilla, presentada en su cuenta Instagram, son sencillos: conseguir una suavidad de melocotón, reducir los desagradables olores pero también las pequeñas heridas ligadas a la depilación (sobre todo con cuchilla) y no dejar ni un rastro de producto en esta zona.

¿Qué más pedir? La fabricación del elixir es sencilla: mezcla dos cucharadas de arcilla de bentonita, cuatro de agua filtrada y un bol de cerámica. Aplícalo unos diez minutos sobre tus axilas y aclara con agua. Tan solo es necesario repetir la acción tres veces por semanas. El secreto de esta pócima milagro es la arcilla, conocida desde hace siglos por su poderoso efecto desintoxicante para el cuerpo. Fortalece el sistema inmune, reduce las inflamaciones y por supuesto cura las heridas.

Otros cuidados

Mascarilla axilas
Instagram: @thekooples

Conseguir axilas perfectas requiere un cuidado específico que pasa también por otras etapas. Si te sueles depilar, contrariamente a estas famosas, apuesta por la cera o el láser ya que los pelillos diminutos dejados por ejemplo por la cuchilla pueden, además de irritar de forma extrema tu piel, deja una sombra negra. Algunos remedios naturales como la miel o el yogur te ayudarán a esclarecer la zona. Atenta a las manchas: lo que crees que es consecuencia de una depilación irregular puede ser más grave. Las manchas en esta zona son menos perceptibles. Al igual que para los lunares, una observación regular te permitirá un ahorrarte más de una preocupación.

Elige desodorantes sin sales de aluminio y preferiblemente con ingredientes naturales para evitar que se reseque la piel. Algunos elementos químicos pueden enrojecer la zona. Además de aplicar la mascarilla, pasa una piedra pómez una a dos veces por semana para exfoliar la zona: te ayudará a eliminar las células muertas y favorecerá una mejor depilación.

CONTINÚA LEYENDO