Estos son los TRUCOS DE MAQUILLAJE a partir de los 45 que te quitarán años

Aprender qué productos de cosmética utilizar para tu make-up puede obrar milagros en tu rostro. Toma nota de lo que debes hacer y lo que no para restarle cifras a tu dni. Un adelanto, el secreto está en menos es más.

Cada edad tiene su encanto, la belleza se transforma con el paso del tiempo, pero eso no quiere decir que no puedas lucir espléndida sacando la mejor versión de ti misma. La cosmética puede ser tu gran aliada en esta tarea, siempre que la sepas utilizar adecuadamente. Estos son los trucos de maquillaje a partir de los 45 que te quitarán años y restarán número a la que aparece en tu dni. Además de llevar un cuidado facial correcto, eligiendo cremas hidratantes, antiarrugas y reafirmantes, la manera en que apliques tu make up puede obrar milagros... o provocar también auténticos desastres. Son varias los puntos a tener en cuenta.

1- La base de maquillaje.

Las arrugas y líneas de expresión están ahí y aunque creas que lo mejor es taparlas con capas y capas de fluido, eso es exactamente lo que NO tienes que hacer. Utiliza una base ligera, hidratante, y no demasiado untuosa. Se trata de corregir imperfecciones, no de llevar una máscara. Una buena opción son las cremas con color. Recuerda que cuando la piel pierde firmeza, las bases muy cubrientes añaden peso y el aspecto de descolgamiento se hace más evidente. Además, con el paso de las horas puede cuartearse y las arrugas, lejos de quedar difuminadas, se marcarán aún más. Aplícala con una esponja a toquecitos o con una brocha. Los maquillajes iluminadores son perfectos porque la edad conlleva pérdida de luz en el rostro y así le devolverás jugosidad.

2 - Los polvos. 

Evitar empolvarte la cara después de la base con una buena dosis de polvos matizadores porque dos productos son demasiado para un rostro maduro. Si quieres matizar, opta por una fina capa o úsalos directamente sobre la crema hidratante de forma ligera, sólo para suavizar y unificar. Cuando has pasado los 45 o 50 años, el lema a seguir consiste en menos es más.

3 - Correctores.

Aplicar una capa gruesa de estos productos tanto en las ojeras como en el arco nasogeniano (las líneas a los lados de la boca) es un error común, porque al gesticular hará que las arrugas se noten más, sin olvidar el efecto oso panda... Es mejor que le des un toque, unas gotitas, en el lagrimal y en el rabillo del ojo para levantar la mirada, así como en el arco de la ceja. Recuerda no taparlo luego con una gruesa capa de base de maquillaje. Nuevamente cometerías el error de excederte. La misión es un efecto buena cara ligero y natural que nos aporte un aspecto radiante y fresco.

trucos de maquillaje 45 años
Aitana Sánchez Gijón, de 53 años, apuesta por los tonos nude y un look natural / Gtresonline.

4 - Ojos.

Evita las sombras cremosas porque acentúan las arrugas y elige tonos neutros, jugando con el claro-oscuro, para realzar e iluminar. Las brillantes y metalizadas tampoco son muy recomendables, sobre todo a partir de los 50. Sin embargo, los ahumados, no demasiado marcados son ideales, tanto en negro, siempre muy difuminado para no endurecer, como en colores tierra y granate. Este último es uno de los preferidos de la reina Letizia. Has de tener en cuenta, que en la madurez, los párpados pueden empezar a perder firmeza, así que oscurece la zona del rabillo del ojo, elevándola y alargándola para disimular este pequeño defectillo.

5 - Pestañas.

Aquí viene el quid de la cuestión, porque algunos de los errores más comunes es tirar de postizos o a aplicar capas y capas de máscara. No lo hagas, hay que marcar la mirada, por supuesto, pero sin recargarla porque le aporta peso visualmente y lo que queremos en resaltar con suavidad. Echa mano del rizador para elevarlas. En el caso de que tus pestañas sean escasas y cortas puedes optar por extensiones, pero que sean lo más naturales posibles, sin efecto mariposa.

6 - Los labios.

Con el paso del tiempo el contorno de la boca va perdiendo definición, así que los perfiladores pueden pasar a ser tus mejores amigos. Es importante que recuerdes algo: los labiales en colores pastel, rosa o nude, son los que más te favorecen. Los rojos déjalos para ocasiones especiales y delinéalos bien para evitar que el pigmento acabe manchando las pequeñas arruguitas y dando un aspecto más envejecido.

 

Continúa leyendo