Vídeo de la semana

El truco definitivo visto en TikTok para pintarte los labios sin mancharte los dientes

A la hora de elegir pintalabios hay que tener ciertas consideraciones para que nuestra salud oral no se vea perjudicada.

Trucos para pintarte los labios sin salirte y manchar
Fuente: Pexels

El lápiz labial tiene una historia rica y colorida. Pero, ¿por qué pintalabios?

A lo largo de la historia, las mujeres siempre han echado mano del pintalabios para hacerse más visibles y atractivas. El lápiz labial llama la atención sobre los labios y los hace resaltar. Los labios se consideran una parte sensual del cuerpo y resaltarlos puede hacer que las mujeres para sentirse mejor con su apariencia. Otras disfrutan de la capacidad de expresar su estilo artístico. Los colores y los ingredientes han cambiado a lo largo de los siglos, pero el propósito de usar lápiz labial sigue siendo el mismo: expresar la belleza interior con el yo exterior. 

El primer pintalabios se remonta al 3500 a. C. cuando una reina de la antigua Sumeria usó plomo blanco y machacó piedras rojas para colorear sus labios. Los hombres y mujeres de Egipto usaban el lápiz labial como símbolo de estatus, mientras que las mujeres en la antigua Grecia usaban lápiz labial rojo para atraer a los hombres. Aunque su uso fue duramente criticado por la Iglesia en la Edad Media, las insiders de la época como la reina Isabel usaban una mezcla de cochinilla, claras de huevo, goma arábiga y leche. Algunas personas en tiempos pasados ​​creían que el lápiz labial tenía propiedades mágicas y también podía prevenir enfermedades o la muerte.

Con el paso de los siglos, su uso se hizo más común a medida que las mujeres se esforzaban por lucir lo mejor posible. El lápiz labial se convirtió en un símbolo de la emancipación femenina a principios del siglo XX, reforzado por el respaldo de las sufragistas. El tubo giratorio, utilizado hoy en día por la mayoría de marcas de lápices labiales, fue inventado en 1923 por James Bruce Mason.

Pero, ¿por qué las mujeres usan lápiz labial? Existen varias teorías al respecto. Una es que los labios carnosos están conectados subconscientemente con la fertilidad y la belleza. Otros apuestan que es la pasión por el color, el arte y la independencia a través de la expresión de uno mismo. Consciente o inconsciente, el pintalabios se ha utilizado a lo largo de los siglos para realzar y llamar la atención sobre los labios

Hoy en día, el mundo ha cambiado tanto que hemos reinventado hasta la forma de pintarnos los labios. Si no que se lo digan a Tessa Marie, quien ha publicado un truco viral para pintarte los labios sin mancharte los dientes.

En relación a la publicación, la doctora Patricia Bratos (Ortodoncista y Cofundadora de Ferrus & Bratos) ha querido compartir con nosotros información útil a tener en cuenta a la hora de elegir un pintalabios y qué debemos saber para no poner en riesgo la salud oral:

Es innegable que el uso de pintalabios realza la sonrisa y en muchas ocasiones resalta el tono blanco de los dientes, especialmente si se opta por tonos como el rojo cereza o el ciruela azulado o por colores totalmente azules, negros o verdes. Algunos tonos de labial crean la ilusión óptica de unos dientes más blancos y, por ello, son una gran herramienta para lucir una sonrisa más bonita y estética. 

Sin embargo, a la hora de elegir pintalabios hay que tener ciertas consideraciones para que nuestra salud oral no se vea perjudicada

Cabe destacar que los pintalabios pasan rigurosos controles sanitarios y de calidad. Sin embargo, muchos de los productos de higiene y cosmética presentan en su composición ingredientes artificiales y químicos, algunos de los cuales pueden resultar perjudiciales para la salud. Por este motivo, a la hora de seleccionar un pintalabios te recomiendo optar siempre por soluciones naturales y respetuosas con nuestra salud. 

Pintalabios sin salirte dientes
Fuente: Pexels

Una vez en uso, no hay que perder de vista la fecha de caducidad del producto, ya que a partir de ese momento se empiezan a perder las propiedades, se desvirtúa y se contamina. Al ser una fuente de microorganismos y una fuente de contaminación cruzada, puede generar algunos problemas aunque el pintalabios se encuentre bien conservado y aparentemente en buen estado. En ningún caso recomiendo compartir el pintalabios con otra persona, ya que es la única forma de evitar contagios bucales engorrosos, como el Herpes labial. 

Cabe mencionar que aunque los pintalabios se aplican en la parte externa de los labios lo cierto es que consumimos el 80% del producto que aplicamos de manera inconsciente. Para evitar que el pintalabios se quede en el diente existen algunos trucos cotidianos, como el popular tip de introducir el dedo pulgar en la boca y sacarlo procurando rozar la cara interna de los labios o el que propone la tiktoker Tessla Marie que consiste en colocar un bastoncillo para los oídos en la boca a la hora de aplicar el pintalabios.

Con estos trucos y tips de belleza y manteniendo unos buenos hábitos de prevención e higiene, podrás tener una sonrisa más bonita, estética y, sobre todo, sana.

Continúa leyendo

#}