5 consejos para cuidar la piel de tu rostro en invierno

Los factores externos que acompañan esta estación –frío, viento y humedad- pueden dañar tu rostro. Descubre qué debes hacer para evitarlo.

5 consejos para cuidar la piel de tu rostro en invierno
Imaxtree.

 

Igual que nos abrigamos con la llegada del frío en invierno, debemos preparar y proteger nuestra piel para evitar el efecto nocivo de los factores externos propios de la estación. El frío, el viento, la humedad o la lluvia, junto con las temidas calefacciones y los cambios de temperatura, contribuyen a potenciar la sequedad en nuestro rostro, además de acelerar el envejecimiento prematuro de la piel. Irritaciones, rojeces, falta de suavidad o descamaciones son algunos de los problemas que podemos encontrar en esta época en nuestra dermis.

“Tenemos una clara conciencia de que debemos protegernos en verano y, sin embargo en invierno tomamos menos precauciones. Pero lo cierto es que los factores ambientales propios del invierno, tales como el frío, el viento y los cambios de temperatura bruscos, afectan intensamente a la piel, sobre todo a las que tienden a ser finas y secas”, afirma la doctora Josefina Royo de la Torre, Directora del Instituto Médico Láser. Ella, junto con la firma cosmética Olay, nos han proporcionado unas pautas para que tu piel luzca radiante y el invierno no deje su huella en nuestra piel. ¡Apunta!

1. Cuida tu piel a diario. Es fundamental seguir una rutina que incluya una limpieza adecuada dos veces al día (mañana y noche), así como un proceso de desmaquillado diario que elimine cualquier resto de productos. Conseguiremos que siempre luzca en perfecto estado sin importar la época del año.

5 consejos para cuidar la piel de tu rostro en invierno
Imaxtree.

 

2. No te olvides del exfoliante. El uso de este producto también está recomendados durante el invierno, pues ayudará a eliminar las células muertas, limpiar el rostro y aportar luminosidad a la tez, consiguiendo con todo ello darle vida, algo esencial cuando la ausencia de sol produce una piel un poco más opaca.

3. Usa sérums y cremas hidratantes específicas. No te quedes con cualquiera, busca un producto adecuado a tu tipo de piel y sus características, pues conseguirás la máxima hidratación; no te olvides tampoco de un buen contorno de ojos, que debes aplicar mañana y noche, ya que es una de las zonas más delicadas de nuestro rostro que más sufre en invierno.

4. No te olvides de la cosmética nocturna. La crema hidratante de noche para el rostro es otro producto esencial. Es necesario que esté diseñada para actuar en este este momento del día, pues este tipo de productos contienen importantes nutrientes que reparan nuestra piel mientras dormimos, hidratándola de forma intensiva y ayudando en su proceso regenerativo.

5. La importancia del aceite facial. Es el paso previo a la hidratación que completa la rutina de belleza diaria. Este tipo de aceites ayudan a que la crema que se aplique posteriormente penetre de manera más profunda en la piel, recibiendo así todos sus beneficios antioxidantes y consiguiendo que active todo su poder regenerador.

Etiquetas: cosmética

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS