A cada piel una solución

Cada cutis es un mundo independiente y, cada problema cutáneo, tiene una solución diferente. No te vuelvas loca, ni pruebes todo lo que te ofrecen, averigua cómo es tu piel y qué necesita exactamente

Cada tipo de piel, Una solución

Cada cutis es un mundo independiente y, cada problema cutáneo, tiene una solución diferente. No te vuelvas loca, ni pruebes todo lo que te ofrecen, averigua cómo es tu piel y qué necesita exactamente. Sólo así recuperarás tu cutis de cine. Te contamos cómo.

 A cada tipo de cutis, le conviene una solución diferente. No hay productos que valgan para todo y que sean cien por cien eficaces, es más, pueden resultar contraproducentes. Si usas un producto para cutis graso, cuando lo tienes seco es probable que termines de estropear tu piel.

Es importante que antes de nada, descubras cuál es tu tipo de piel y a continuación, cuál es tu problemática.

 Quizá tengas acné, eccemas, rojeces, manchas o siemplemente, una piel muy grasa o muy seca o líneas de expresión.

Para cada problema, hay un tipo de producto especial que se dedica únicamente a resolver esa problemática que ofrece tu piel. A día de hoy, encontramos hasta complementos alimenticios que ayudan a que tu piel se vea sana, iluminada y limpia.

En ocasiones, notamos nuestra piel apagada, cansada, sin tener ningún tipo de problema cutáneo extra. En estos casos, es probable que la edad, el estrés, tus hábitos de vida o los agentes externos estén actuando directamente sobre la belleza de tu rostro. Es probable que necesites un extra de hidratación y un cosmético que te ayude a iluminar tu piel.

Todas las opciones, están contempladas en nuestra galería. Descúbrelas y pon a salvo tu piel.

Etiquetas: estrés

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS