Acupuntura facial para eliminar las arrugas: el truco beauty de Ashley Graham

Consigue el efecto del botox (toxina botulínica) sin necesidad de infiltraciones

Getty Images

Somos fans confesas de la modelo Ashley Graham su belleza natural y su determinación a defender que somos más que una talla nos cautiva al 100%. Pero, además, si se decanta por tratamientos de belleza natural (servidora es fanática de la medicina tradicional china) comienza una veneración difícil de disimular. Por eso cuando descubrimos en su Instagram que trataba las arrugas del rostro con acupuntura facial nos pusimos a investigar para explicarte, con detalle, cómo y porqué funciona este tratamiento milenario. 




El secreto de belleza de Ashley Graham

¿Te lo imaginas? La verdad es que la acupuntura facial impresiona más que duele (lo digo con conocimiento de causa). Seguramente cuando veas el vídeo de Ashley Graham te dé un poco de "cosita" dejar que salpiquen tu rostro de agujas pero... ¡te lo recomiendo en primera persona! Como beauty expert pruebo todo tipo de tratamiento que promete ser revolucionario y ofrecer resultados interesantes y este, sin duda, es un tratamiento no invasivo que funciona y proporciona unos resultados visibles desde el primer minuto.

Lo primero que quiero dejar claro es que no, no duele, pero sí, si funciona

Getty Images

Elena Comes, propietaria y directora de Le Petit Salon (Madrid y Valencia), nos explica que "es un complemento magnífico para ayudar a combatir las principales preocupaciones tanto del rostro (arrugas y falta de tersura) como de la silueta (grasa localizada en abdomen y piernas), con el plus de que es cero invasivo y muy relajante". 

Y nos explica, en detalle en qué consistiría el protocolo beauty que realizaría ella si te decides a compartir secretos de belleza con Ashely Graham

 

¿Qué es la acupuntura estética facial?

"Es una técnica no invasiva que permite que la piel recupere su luminosidad y aspecto saludable, atenuando las arrugas superficiales y tornándolas prácticamente imperceptibles. Además, tonifica los músculos y tendones del rostro y los reafirma, aumentando la circulación. Con efecto drenante, activa la producción de colágeno natural y todo ello sin cambiar la expresión facial". 


¿Cómo funciona?

"Las agujas de acupuntura activan el flujo de energía, sangre y líquidos, y con ello las células y tejidos se ‘despiertan’, dando lugar a un efecto estimulante que favorece la producción de colágeno y elastina (encargados de devolver al rostro la juventud que el paso del tiempo le atenúa), así como la hidratación de la piel, lo cual redunda en un aspecto más terso y luminoso". 

¿Qué resultados ofrece?

"Un rejuvenecimiento facial global" Elena Comes considera que "es una alternativa natural, no invasivo y más económico que otros tratamientos de rejuvenecimiento facial como las infiltraciones". 

Y continúa “con este tratamiento se estimulan los meridianos faciales, que están conectados con el cuerpo, y se trata pues rostro y cuerpo en conjunto para lograr una revitalización global de la cabeza a los pies, siguiendo así el enfoque completamente holístico que nos caracteriza en Le Petit Salon y que permite que aflore la belleza de una manera natural”. 

También sirve para reducir grasa del cuerpo 

Aunque Ashley cuida su cuerpo a base de una dieta equilibrada y sesiones de entrenamiento, te gustará saber que la acupuntura también puede ser un excelente aliado para eliminar esa grasa resistente que no consigues disolver. Desde Le Petit Salon nos explican que "las agujas se colocan en puntos muy concretos de piernas y abdomen las agujas de acupuntura activan el metabolismo de las grasas, ayudando a eliminar los nódulos y, por tanto, mejorando la apariencia de la celulitis en las regiones tratadas. Además, gracias a la activación natural de la formación de colágeno, la piel de dichas regiones logra un aspecto más terso y reafirmado con el extra de que también se eliminan toxinas, se mejora la circulación y se ayuda a evitar la retención de líquidos". 



Gloria Vázquez Sacristán

Gloria Vázquez Sacristán

Vivía dividida entre ser escritora, panadera o guionista de cine. No concibo la vida sin música, un verano sin libros, ni una buena conversación que no sea en torno a un plato de comida. Apasionada de la moda y la belleza desde pequeña, amante empedernida de los deportes de montaña y acuáticos, coleccionista de perfumes y tacones que no aguanto más de dos canciones. No recibí la llamada de la medicina, como le hubiera gustado a mis padres, pero sí sentí la necesidad de buscar el bienestar de los demás y a eso me dedico, humildemente, con mi pluma o mi teclado, desde aquí, todos los días.

CONTINÚA LEYENDO