Armas para iluminar tu cutis

¿Sabías que llega un momento en la vida que por encima de las arrugas nos preocupa la luminosidad? Esa fina línea se pasa cuando cumplimos años. Te proponemos un ritual de piel que devolverá el brillo a tu cara.

Las mujeres a medida que cumplimos años buscamos en una gran medida luminosidad en nuestra piel. Un estudio ha demostrado que esta pérdida afecta al 72% de las mujeres y que es la segunda inquietud después de la fatiga (Arcane Research).

Asumida ya la edad, en un momento en el que la autoestima está en uno de sus puntos más álgidos solo nos queda sentir luz en nuestra vida y en nuestra piel. Pero la realidad cuando la miramos es diferente: una tez opaca y amarillenta, con poco brillo, te miras y observas un aspecto envejecido y apagado. ¿Reconoces estos síntomas cuando te miras al espejo?

Tu piel está apagada y necesita una dosis de luminosidad extra que le devuelva un aspecto radiante y juvenil. No vamos a hablarte de milagros, si no de resultados, de tratamientos que aportan luz, algo tan sencillo como rejuvenecedor y efectivo. Vamos a recuperar la luminosidad con un buen ritual de cuidado de piel.

Las causas que apagan nuestro cutis son diversas: "El medioambiente, y fundamentalmente los UV y la polución. Una alimentación desequilibrada. El modo de vida: el estrés, la falta de sueño y el tabaco. Estos elementos constituyen lo que llamamos el entorno. Sobre la piel, el entorno puede causar daños importantes. Fuente de estrés oxidativo, altera las proteínas que generan toxinas", explica el Dr. Jean-Marc Robin, experto en medicina nutricional y medioambiental.

Una vida vibrante, inquieta, llena de estímulos pero con demasiadas cargas para el órgano más grande de nuestro cuerpo, la piel. Las toxinas se acumulan y asfixian las células ralentizando su funcionamiento. Elimínalas con una fórmula única detox. Al igual que las dietas que buscan detoxificar nuestro cuerpo con zumos y smoothies, también puedes lograr el mismo efecto en tu piel.

En los últimos años, el cuidado de la piel (más conocido en redes como el skin-care) ha pasado a ser un must en la vida de muchas personas. La incidencia del Sol y el ritmo de vida que hemos mencionado anteriormente, hace que la salud de nuestra piel vaya en declive y... ¿Hay algo que nos guste más que la sensación de notar nuestra piel elástica y brillante?

En Internet puedes encontrar miles de rutinas de skin-care de diversas usuarias de redes sociales, principalmente Twitter y TikTok, que comparten sus secretos de belleza, pero... ¡Cuidado! Si tienes la piel sensible, lo más recomendable es que sea un especialista el que determine cuáles son los productos más adecuados para tu ritual de cuidado de la piel. Nosotras te dejamos por aquí algunos productos para que tu piel luzca más luminosa que nunca. ¡Coge papel y lápiz!

 

 

  • Jabón. Quizá no te lo esperabas, pero el primer paso para que tu piel esté sana y reluciente es una buena limpieza. Intenta no abusar de esta parte del proceso, de lo contrario tu piel podría resecarse más de lo normal. Si tu piel produce más sebo de lo normal, puede ser que necesites más de un tipo de limpiador.
  • Tónico. Para devolver un poco la hidratación a tu cutis y calmarlo tras la primera limpieza, puedes utilizar un tónico que se adecue a tu tipo de piel.
  • Sérum. Es el momento de aplicar el sérum, y es en este paso donde encontramos la mayor variedad de opciones. Para conseguir luminosidad, la vitamina C y el ácido hialurónico son dos de los productos que debes tener como básicos en tu neceser. Existen también otros productos que pueden ayudarte con el acné o realizar una hidratación más en profundidad: desde el retinol hasta el ácido ascórbico. Consulta con un especialista cuál es la mejor solución para tu tipo de piel.
  • Contorno de ojos. ¿Las ojeras son un problema para ti? ¡Incorpora el contorno de ojos a tu rutina! Unificará el tono de tu piel y puede ser un buen remedio para las ojeras y bolsas. Además, si usas corrector habitualmente, este producto hará que dure más sin cuartearse. Depende de si tu párpado es graso o no, deberás elegir un tipo u otro.
  • Crema hidratante. Seguramente a estas alturas tu piel ya comience a tener un brillito de lo más mono, pero llegó el momento del producto más clásico de la rutina: la crema hidratante que vive en nuestro neceser y que nos lleva acompañando desde el inicio de los tiempos. El sérum que hemos aplicado anteriormente puede incrementar el efecto de nuestra crema y subir así el grado de hidratación de nuestra piel. ¡Genial!
  • Protección solar. ¿Creías que ya habíamos acabado? ¡Error! Falta uno de los productos más importantes. La protección solar evita que tu piel se dañe y además previene la aparición de manchas o marcas. ¡No la olvides!

Puede que todos estos pasos te den pereza, pero una vez que veas los resultados seguirás religiosamente este pequeño ritual y valorarás cada vez más este momento de autocuidado. ¿Estás lista para brillar?

Laura Lezama Fernández

Laura Lezama Fernández

Especializada en redacción y gestión de contenido digital y redes sociales, ha desarrollado la mayor parte de su carrera en medios de divulgación cultural. Aficionada a la lectura, la escritura y el cine. Es graduada en Comunicación Audiovisual con Máster en Periodismo Cultural y Nuevas Tendencias.

Continúa leyendo