Así eres, así te cuidas

Primero, identifica cuál es tu filosofía de vida y luego elige los tratamientos que mejor se adapten a las necesidades de tu piel.

Las fanáticas de los resultados

Así eres, así te cuidas

Es tu caso si... Crees firmemente que, a largo plazo, los resultados llegan. Eres metódica y sabes que una buena crema antienvejecimiento tarda un par de meses en empezar a mostrar los verdaderos resultados. Filosóficamente eres una existencialista, lo que significa que piensas que puedes decidir lo que es bueno o malo para ti. Dicho de otra forma, que controlas tu propio destino y que con calma se consigue 'casi todo', más aún si se trata de un tratamiento antienvejecimiento para tu piel. Las existencialistas son muy conscientes de su propia mortalidad y suelen reflexionar mucho sobre lo que verdaderamente significa el envejecimiento (un lento descender hasta El Fin). Seguro que en la universidad eras de las que llevaban un cuello vuelto negro y abrazabas un ejemplar de El ser y la nada, de Jean-Paul Sartre, como si fuera un recién nacido. Pero si hablamos de belleza, el tiempo es irrelevante. Si funciona, lo quieres.

Productos existencialistas: Mejora el volumen y la textura de la piel con Redermic Serum C10, de La Roche Posay (44,75 euros), gracias a su elevado concentrado de vitamina C (del 10% frente al típico 5%). Para combatir la hiperpigmentación son necesarios ingredientes potentes. El sérum Brightening, de Grown Alchemist (69 euros), tiene un antioxidante de origen natural que inhibe el exceso de producción de melanina en la piel. El contorno de los ojos tiene una piel 10 veces más fina que el resto de la tez, por lo que envejece antes y requiere más cuidados. El tratamiento Eye Quintessence, de Talika (45 euros), maximiza la hidratación y la regeneración de la zona.

La acaparadora de información

Así eres, así te cuidas

Es tu caso si... Te guías por las evidencias. Si algo no proviene de una fuente solvente o no está respaldado por una batería de datos probados, no te interesa, y punto. Probablemente estés suscrita a una revista como Muy Interesante y si alguna amiga necesita que le razonen algo de forma lógica y racional, sabe que puede acudir a ti (eres de  las que siempre sugieres no enviar selfies tuyos ligera de ropa, sabio consejo por otro lado). A nivel filosófico, eres una positivista, lo que no significa que seas la persona más feliz del mundo, simplemente que eres superobjetiva y que crees en el poder de la ciencia. Quieres resultados contrastados para tus productos antienvejecimiento, o por lo menos ser capaz de predecir lo que le puede pasar a tu cara según vayas cumpliendo años. Eliges productos efectivos que cumplan su función, por encima de si huelen bien o son agradables al tacto.

Tu kit positivista: Está probado que el retinol lucha contra el envejecimiento. La crema de ojos Hydr8 Night Eye, de Medik8 (59,50 euros), contiene un 0,1 % de vitamina A (retinol encapsulado), que ayuda a mejorar la densidad de la epidermis (¡adiós flacidez!). El sérum O2 Snake, de Rodial (144 euros), contiene dipéptidos (equiparan al efecto del veneno de víbora) que ayudan a reducir la apariencia de las arrugas. Asusta un poco, pero es cool. Otro logro científico es el uso de antioxidantes para neutralizar los radicales libres. El suero C E Ferulic, de Skinceuticals (148 euros), previene la peroxidación (amantes del sol, tomad nota). Por último, la crema del contorno de ojos Re-Nutriv Ultimate Diamond, de Estée Lauder (250 euros), tiene ingentes credenciales científicas que prueban el incremento de los niveles de colágeno natural en la piel hasta en un 215% a las 72 horas de su uso.

La exigente

Así eres, así te cuidas

Es tu caso si... Cuando eras pequeña, eras de las que se cogían grandes rabietas. Si no conseguías lo que querías (y enseguida), tirabas todos tus juguetes no solo fuera de la cuna, sino probablemente con toda la intención de darle en la cabeza a la persona más cercana que tuvieras. Aunque ya hayas crecido, te sigue gustando actuar ‘inmediatamente’ y, en lo referente al envejecimiento, te preocupas más de lo que está pasando ahora, que de lo que pueda llegar a ocurrir más adelante. En términos filosóficos eres una realista: necesitas pruebas y resultados enseguida.

Tus 'must have' realistas: Pocos tienen el efecto reparador inmediato del sérum Sublimage L’Extrait, de Chanel (450 euros). Con una textura que simula el oro líquido, este gel contiene células madre y el poder de los pétalos de la vainilla planifolia. Estos últimos, primero los secan y después los empapan en un baño de aceite durante tres días para permitir que infusionen los ingredientes naturales de sus principios activos. Si necesitas un chute de hidratación urgente te sugerimos la mascarilla con arcillas puras, efecto purificante, de L'Oréal Paris (9,95 euros). Aplícala en una fina capa durante diez minutos y acaba con los brillos e imperfecciones. Si tu piel te pide a gritos hidratación, prueba Serum in a Mask, de Kenzoki (34 euros/tres de 12 ml). Te ofrece la intensidad de un suero, con la eficacia de una máscara que envuelve la piel en un baño de hidratación y luminosidad desde la primera aplicación. Si lo que quieres es reducir el tamaño de los poros elige el gel exfoliante PoreDermabrasion, de Dr. Brand (58 euros). Aunque el nombre asuste un poco, la textura es muy agradable y sus principios activos consiguen alisar y unificar la textura de la piel al momento. ¡Esto sí que es instantáneo!

La complaciente

Así eres, así te cuidas

Es tu caso si... Aunque parece que estés de bajón o un poco negativa, no es así, lo que te pasa es que tiendes a 'montarte' demasiadas películas en la cabeza. Esto se puede traducir en que si estás mínimamente triste, te vendrá bien todo aquello que te haga evadirte de ti misma y te distraiga un rato (seguro que en YouTube, has marcado como favorito 'vídeos de animales graciosos'). Siendo como eres una solipsista (es decir, una persona que solo está segura de la existencia de sí misma), crees firmemente en todo aquello que incrementa tus sentimientos de felicidad, como pueden ser las fragancias de los tratamientos que cuidan de la piel, o productos con texturas interesantes. Eso sí, también tienen que funcionar (de lo contrario, no dejarás de pensar por qué no lo hacen).

Hacen que te sientas bien: El cepillo Smart Profile Cleansing Brush, de Clarisonic (250 euros), que regula automáticamente su fuerza y te deja la piel con unos poros increíblemente limpios, te hará sentir que verdaderamente estás cuidando tu piel como se merece. Si todos tus sentidos se sienten atraídos por los productos híbridos, el gel Instant Moisture Glow, de Yves Saint Laurent (54 euros), te encantará. Su fórmula transparente hidrata y suaviza la piel a la vez que difumina la luz. De esta forma, casi no necesitarás maquillaje. Dale un soplo de aire fresco a la piel del rostro con Pearly Lotion Énergie de Vie, de Lancôme (60 euros). Una loción alisante y revitalizante que combate el cansancio urbano. El aroma de pétalos de rosa del aceite infusionado facial, L'Art Du Soin, de Diptyque (55 euros), puede crear adicción. Su fórmula revitaliza y alisa la piel. ¿lo mejor? puedes utilizarlo sin limitaciones. Cuando pruebes la triple textura de la mascarilla detox vitaminada, de Bio Beauté (19,90 euros), no querrás volver a usar otra. Su fórmula pasa por tres tiempos (gel, aceite y emulsión láctea) y despierta la luminosidad de las pieles cansadas. 

Etiquetas: cosmética

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS