Cómo cuidar la piel con acné

El acné y la piel grasa no sólo es un problema de adolescentes. Puede presentarse en cualquier edad. Te contamos cómo cuidarte para reducir estos brotes.

cc

El acné y la piel grasa no sólo es un problema de adolescentes. Puede presentarse en cualquier edad, por ello necesitas tratamientos específicos para cuidar tu piel a diario. Ten cuidado: si no usas los productos correctos, agravarás el problema. El acné no es solamente un problema de granos; la clave está en cómo cuidas tu piel para tratarlos y evitarlos. Como bien ya sabes no es un problema de edad, es un tema hormonal, y desgraciadamente para nosotras, las mujeres, sufrimos cambios hormonales permanentemente. Una de cada dos mujeres tiene acné. Como lo lees, un 50 %. Por eso es el primer motivo por el cual solemos acudir al dermatólogo. 

Este incómodo amigo se produce cuando nuestros niveles hormonales se elevan, aumentando la secreción sebácea en el canal folicular. Cuando esto sucede un exceso de queratinización obstruye los poros y la salida del sebo se ve reducida. Esto sumado a la fatídica presencia de la bacteria Propionibacterium acnes origina una inflamación. Y cuando hemos pasado la adolescencia a todo ello se unen las arrugas, el envejecimiento, la hiperpigmentación, por lo que los daños son mayores. "Las pieles grasas también deben hidratarse con productos que retengan el agua -incluyen ingredientes como la urea- y que no alteren el manto graso", nos señala Paloma Cornejo, jefa de la Unidad de Dermatología del Instituto Médico Láser. 

No maquillarse y no utilizar protector solar, ¡todo lo contrario hay fórmulas que funcionan! (El problema es que se suele percibir como algo graso) son otros dos errores parecidos. En ambos casos, la clave para cuidar la piel está en seleccionar cosméticos que aparezcan marcados con la etiqueta «oil-free» (libres de aceites).

La sal, por ejemplo, tenlo en cuenta en cuanto se acerca el verano beneficia a la hora de limpiar los poros de la piel, por lo que se suele utilizar en tratamientos del acné, por su acción exfoliante. También los ácidos grasos que contienen las algas ayudan a prevenir el crecimiento y acumulación de bacterias en la piel, causante de muchas enfermedades de la piel. Además, el cuidado de tu piel no solo consiste en cuidados cosméticos, también es fundamental llevar una dieta equilibrada, evitar las grasas y los cosméticos que no sean adecuados para ti. Tanto para tratar el acné como para eliminarlo debes seguir dos premisas diariamente: limpieza e hidratación. Pero siempre con productos adaptados a estas necesidades específicas. 

Aquí te recomendamos algunos tratamientos, pero por favor, consulta primero a tu dermatólogo o a un especialista:

Blemish + Age Defense es un potente tratamiento serum (oil free) formulado para disminuir las imperfecciones y corregir los signos del envejecimiento. Controla la producción de sebo, actúa frente al acné, minimiza las imperfecciones existentes y ayuda a corregir (toma nota aquí) la hiperpigmentación post-inflamatoria. De Skinceuticals (89 €)

Phys-Ac Gel Limpiado purificante: Ultra-fluida, evita las fricciones irritantes sobre la piel, gracias a sus agentes sobreengrasantes compensadores con efecto confort y a sus tensioactivos suaves pero espumantes. De A-derma (14,90 €).

Blemish Control Pads mejora la apariencia de la piel y previene los brotes. Contiene parches de algodón ultra suaves que vienen impregnados en ácido salicílico al 2%. Esta fórmula permite exfoliar la superficie de la piel para combatir manchas y granos, a la vez que penetra profundamente en los poros para disolver la suciedad y contrarrestar el exceso de grasa. De Medik8 (39,50 €).

 

CONTINÚA LEYENDO