Cómo exfoliar tus labios para tenerlos sanos y bonitos (incluso con frío)

Exfoliar tus labios de vez en cuando es la mejor forma de asegurarte de que los tienes jugosos y saludables. ¡Ficha estas recomendaciones!

Si eres de las que no olvida tu bálsamo labial bajo ninguna circunstancia, debemos hablar de otro producto que hará que presumas de unos labios a prueba de balas (y de besos): el exfoliante de labios.

Seguro que ya has perdido la cuenta. Tienes uno en la oficina, otro en el bolso, el del trabajo, en el baño, en la mesilla para la noche, en el otro bolso... Los bálsamos labiales son totalmente adictivos. Estos productos nos ayudan a hidratar nuestros labios y los protegen del frío, la sal, el sol y la humedad. Pero, ¿y si te dijéramos que no son suficientes?  Como en una buena rutina de limpieza facial, nuestros labios también necesitan seguir unos pasos. Nuestro rostro no luciría sin imperfecciones si solo nos aplicáramos la crema hidratante cada día. Por eso, los expertos recomiendan limpiar y exfoliar tus labios antes de hidratarlos. Aunque no te lo creas, el exfoliante de labios no es un producto nuevo. Sin embargo, ahora se ha puesto de moda, lo requerimos más que nunca, y eso ha propiciado que la mayoría de las marcas hayan decidido lanzar el suyo propio.

¿Cuándo y cómo debes exfoliar tus labios?

Debes seguir unos pasos para exfoliar tus labios correctamente. Lo primero que debes tener en cuenta es que no puedes exfoliarlos siempre que quieras. La piel de los labios es extremadamente fina y sensible, por lo que se recomienda utilizar el exfoliante de labios una vez por semana y por la noche, ya que es cuando las células se regeneran. Exfoliar tus labios sirve para eliminar todas las células y pieles muertas, por lo que hazlo cuando notes tus labios resecos o agrietados y siempre después de haberlos limpiado bien con un desmaquillante específico para la zona.

No es necesario usar un limpiador o cepillo para exfoliar tus labios, puedes darte pequeños masajes con la yema de los dedos. Seguro que habrás oído que es posible (y recomendable) usar un cepillo de dientes para exfoliar tus labios. Los expertos en belleza no descartan esta idea porque funciona como un cepillo de limpieza normal. Sin embargo, recuerda usarlo sin brusquedad, ayudándote de movimientos circulares y siempre habiéndolo humedecido antes.  Para ello, utiliza agua, vaselinas  o algún aceite con propiedades hidratantes como el mango.

Cuando termines la exfoliación, hidrata tus labios con un aceite o bálsamo labial. Van muy bien aquellos que incluyen papaya, es una fuente de vitamina A increíble, o de semillas de higo, un ingrediente interesante por su alto contenido en ácidos grasos Omega 3 que hidratan en profundidad. Ventajas de exfoliar tus labios? ¡Muchas! 

¿Algunos de nuestros exfoliantes favoritos? El Exfoliante labial Lip Sparkle Scrub de W7, que ​​eliminará delicadamente la piel muerta de tus labios y les devolverá el brillo que tenían antes, gracias a su nueva fórmula mejorada de vitamina E y aceite de jojoba que nutre y refresca la piel de manera profunda.

W7
W7

También nos gusta el Honey Lip Scrub de Farm to Fresh, que elimina las impurezas de los labios con una fórmula a base de miel de abeja negra y cáscara de nuez. 

Farm to Fresh
Farm to Fresh

Continúa leyendo