Conoce cuál es tu tipo de piel y cómo cuidarla

Cosmética a la carta

No hay una receta mejor para que funcione un tratamiento facial que la más sencilla: conocer perfectamente nuestra piel. De esta manera, podremos elegir el producto (o productos) que más se adaptan a los problemas que podamos tener dado que podremos emitir un diagnóstico más acertado.

¿Cómo saber qué le sucede al cutis? Podemos dividir la piel por tipos y estados. En cuanto a los primeros, hay cuatro.

Tipos de piel. Pincha sobre la galería de imágenes para descubrir cuál es la tuya:

tipos de piel

tipos de pielEl tipo de piel es invariable durante toda nuestra vida mientras lo que se altera periódicamente es el estado. Es decir, que una piel grasa puede estar deshidratada, o una piel seca puede dar muestras de sensibilidad. En el estado influyen factores hormonales, medioambientales, alimenticios, psicológicos... Entre los más comunes destacan:

Deshidratación
Desnutrición
Envejecimiento
Falta de tono
Manchas

    De ahí la importancia de estudiar bien nuestro rostro para determinar exactamente nuestro tipo y el estado que tengamos en cada momento. Así, podremos elegir un tratamiento adaptado a la perfección, preferiblemente siguiendo un protocolo de belleza como los que ya hemos descrito anteriormente. Dichos sistemas de belleza en varios pasos permiten tratar el tipo y el estado por separado, por ejemplo, aplicando un sérum y una crema hidratante dado que las combinaciones entre ambos son tan variadas que sería imposible crear un solo producto para cada una. Hasta hace unos años no se solían proponer las terapias en varios estadios, pero hoy día lo más común es mezclar la eficacia del formato sérum para tratar el estado con el cuidado de una crema que cuide del tipo.

    ¿Has conseguido reconocer cuál es tu tipo y en qué estado se encuentra tu piel?

    Pincha sobre la galería de imágenes para descubrir cuál es la tuya:
    tipos de piel

    Etiquetas: arrugas, cutis

    Continúa leyendo...

    COMENTARIOS