Sérum: ¿realmente lo necesito?

El sérum está por todos lados. No paras de leer que si hidrata, mejora la acción de tus cremas, ralentiza el envejecimiento... ¿Pero cómo utilizarlo?

Aunque creas que ya has oído todo sobre el sérum, tras leer este artículo te prometemos que vas a cambiar las rutinas de cuidado de tu piel. Tu rostro lo notará día a día y vas a añadirlo como un must. 

Es el momento de empezar a utilizar algún sérum. Estos productos garantizan unos cuidados más profundos y algunos incluso activan la acción de tu crema hidratante antes de irte a dormir. Son muchas las funciones que el sérum tiene en nuestra dermis: protegen de los efectos de la oxidación y tienen en cuenta los ritmos circadianos que son los propios de nuestra naturaleza. Si notas que tu piel está seca y que ha perdido luminosidad, definitivamente tienes que leer este artículo... ¡El sérum te aportará ese pequeño extra que necesitas para poder estar radiante!

¿Crees que lo sabes todo sobre el sérum?

La piel de la mujer, con el paso del tiempo, empieza a requerir unas nuevas necesidades que no tenías cuando eras una niña. No vamos a ceñir tu piel a una edad determinada, cada rostro tiene unas necesidades marcadas por el estilo de vida, el lugar dónde vive... Aún así es el momento de mejorar ciertos hábitos que luchen contra el paso del tiempo. Llega el momento de empezar a utilizar un sérum a diario, lo mejor para completar tu rutina y los efectos de la hidratante que uses.

¿Qué es un sérum?

Estos productos se caracterizan por su textura ligera y refrescante de rápida absorción. De hecho, su función no es hidratar, por lo que es imprescindible aplicar siempre una capa de hidratante después de la aplicación. Sus fórmulas suelen contener una altísima concentración de activos, lo que hace que actúe en las capas más profundas de la piel.

 

Sérum
Instagram: @esteelauder

¿Cuándo me lo debo aplicar?

La noche es el momento ideal, antes de la crema hidratante y después de haber limpiado bien el rostro. Si te cuidas la piel de noche lucirá más joven de día. El ritmo natural de tu piel pide descanso, reparación y un aliado para ello. Escoger un sérum de calidad te ayudará a resincronizar y reparar la oxidación que da lugar al envejecimiento.

Muchos sérum también pueden aplicarse en la mañana, añadiéndolo al resto de productos que usas en tu skin-care routine. Eso sí, vigila la composición de tu sérum y sigue siempre las advertencias e instrucciones del paquete: muchos sérum contienen aceites y otras sustancias oleosas que podrían dar lugar a manchas en tu piel si los utilizas durante el día. Esto solo vuelve a poner de manifiesto lo que ya te han repetido mil veces: no olvides usar una buena protección solar a diario.

¿Cómo aplicar el sérum?

Aplícalo mediante presiones con las manos sobre el rostro, con suaves movimientos desde el interior hacia el exterior. El cuello es fundamental. Repite el mismo movimiento pero en esta ocasión con las palmas de las manos incluyendo la zona del escote y el mentón.

Sérum
Instagram: @esteelauder

¿En qué se diferencia de la crema hidratante?

  • Los sérums tienen una concentración de activos mucho más alta que una crema.
  • La textura es mucho más fresca y ligera, se absorbe en un tiempo récord y no deja nunca sensación grasa.
  • La mayoría de las veces el sérum carece de fragancia.
  • Los sérums vienen en un dosificador que nos asegura la cantidad adecuada. Con una o dos gotas tendremos para extender por todo el rostro y el cuello.
  • La aplicación del sérum suele ser muy sencilla dado que se absorbe al instante, basta con una pasada con los dedos.

Cuidar tu piel a diario es una acción que debes establecerte como una rutina. Añade un buen sérum a tu ritual después de la limpieza y sentirás cómo tu piel te lo agradece.

Laura Lezama Fernández

Laura Lezama Fernández

Especializada en redacción y gestión de contenido digital y redes sociales, ha desarrollado la mayor parte de su carrera en medios de divulgación cultural. Aficionada a la lectura, la escritura y el cine. Es graduada en Comunicación Audiovisual con Máster en Periodismo Cultural y Nuevas Tendencias.

Continúa leyendo