Ni grasa ni seca: lo tuyo es la piel mixta (y te contamos la solución)

Es la piel más problemática. Sufre los problemas de la seca y de la grasa. Pero no desesperes: aquí está la solución.

cuidado piel mixta

Ni grasa ni seca: la piel mixta está a medio camino y reúne características de ambas, lo que incluye también los problemas de estos dos tipos de cutis. Aunque es muy común, sí que presenta debilidades que hacen ciertamente complejo su tratamiento diario. ¿Tienes la piel mixta? Vamos a identificar sus afecciones más comunes y, sobre todo, te vamos a proponer soluciones para que luches contra ellas. 

En este enlace descubrirás cómo es tu tipo de piel. Si te has reconocido dentro de la mixta, va siendo hora de que tomes nota. Las características de este cutis son también sus problemas por lo que podemos hablar de una piel bastante conflictiva

- Zona T (frente, nariz y barbilla) grasas frente a mejillas secas.

- En esa misma zona T suele ser frecuente la presencia de granitos y puntos negros.

- Al intentar contrarrestar la grasa de esas áreas concretas se utilizan productos que secan las mejillas, que según los casos pueden llegar a descamarse. 

- Lo mismo sucede al intentar hidratar las mejillas: engrasamos la otra zona. 

- Las pieles mixtas suelen coincidir muchas veces con la piel sensible, por lo que se juntan con los problemas de ésta también. Así, aparecen las rojeces, capilares débiles y tendencia a las lesiones vasculares.

Protocolo de belleza

limpieza facial

La piel mixta requiere un protocolo de belleza distinto al de la grasa y la seca al ser una combinación de ambas. Quizá lo más obvio sería pensar en cuidar la zona seca por un lado con un producto específico, y la grasa por otro. Como la anterior opción es un poco engorrosa, es mejor que utilices productos especiales para pieles mixtas que aportan hidratación pero también compensan la producción de sebo.

Antes de nada, es muy importante tener presente la limpieza facial diaria. Se recomienda que se realice dos veces al día, una por la mañana y la otra por la noche. Retira el limpiador con agua fría o tibia para evitar resecar la piel, y después aplica un tónico purificante para cerrar lo poros y refrescar la piel.

La hidratación es muy importante en las pieles mixtas dado que la zona grasa también puede estar deshidratada. Tienes que buscar un producto de textura fluida y ligera libre de aceites que engrasen más. 

mascarilla

La manera de aplicarte tu hidratante también ayudará a compensar la zona seca con la grasa. Empieza extendiendo el producto en las mejillas primero, masajeando hasta que se absorba casi en su totalidad. Después, extiende lo que te sobre por la frente, nariz y barbilla para que no haya exceso. Para mejor conocimiento de esto conoce el multimasking, la última tendencia en belleza que consiste en aplicar distintas mascarillas en función de la zona.

En cuanto a los trucos para el maquillaje, los más importantes son evitar las bases con aceite y apostar por aquellas con acabado en mate, así como la utilización de los polvos traslúcidos, que no solo logran controlar los brillos, sino que ademán consiguen sellar el maquillaje y prolongar su duración.

CONTINÚA LEYENDO