¿Deberías poner pasta de dientes en ese granito?

Ponemos uno de los remedios caseros más famosos contra las imperfecciones en tela de juicio. Llevas haciendo algo mal durante mucho tiempo...

piel
Unsplash

Poneos en situación. Es jueves por la noche y de repente os percatáis de que hay un compañero no deseado en vuestra baribilla. Intentáis pensar que si no le hacéis mucho caso desaparecerá, pero conforme pasan las horas, os dais cuenta de que no: está ahí para quedarse. Y es momento de hacer algo contra ese granito que puede arruinar el fin de semana. Que conste que no hablamos de brotes de acné o de problemas severos, sino de la típica espinilla hormonal, que sea por la razón que sea, ha llegado sin ser invitada.

Recordando la voz de tu madre, piensas seguro que si me pongo pasta de dientes antes de irme a dormir y la dejo secar desaparecerá. Pero estabas equivocada. Puede que disminuya un poco en apariencia, pero con esta rutina no le estás haciendo ningún favor a tu piel, es más, puede que el granito incluso se infecte. A veces es peor el remedio que la enfermedad. 

Y es que, aunque sea el truco casero que ha pasado de generación en generación, no es bueno. Según los dermatólogos, lo peor que podemos hacer (pese a que estemos presas de la deseperación) es acudir a un concentrado que utilizamos para lavarnos los dientes con un montón de químicos que lo único que harán será irritar nuestra piel

cara

Es posible que un poco de producto ayude a secar la imperfección, sí, pero te dejará con la piel encendida y seca, ya que la mayoría de pastas de dientes genéricas suelen llevar ingredientes como el sodio, el peróxido de hidrógeno, el mentol y el carbonato de calcio, compuestos que resentirán tu tez, o al menos, la zona donde los apliques. Incluso puede que llegen a quemar la zona, dependiendo de cuánto tiempo lo dejes actuar. Esto, ligado al hecho de que ya hay gente que está buscando alternativas más saludables y naturales para lavarse los dientes... no aumenta nuestras ganas de poner dentrífico en nuestra cara, especialmente en un granito. Solo debemos preguntarnos, ¿Si no es lo suficientemente bueno para lavarnos los dientes, por qué lo debe ser para tratar espinillas?

No sabemos qué está ocurriendo, pero la fiebre por utilizar la pasta de dientes como remedio casero para todo no hace más que crecer. ¿La última tendencia? Usarla para hacer que te crezcan los pechos (no lo probéis, es completamente mentira). Es imposible que un compuesto químico con semejantes ingredientes aumente el volumen de los senos y cualquiera que piense lo contrario malgastará mucha cantidad de dentrífico. Quién avisa no es traidor.

¿Qué hacer entonces?

La pasta de dientes puede parecer un milagro sencillo y fácil, pero cuando hablamos de nuestra piel debemos tener mucho cuidado con los productos que aplicamos. Aunque tratar los problemas de acné e imperfecciones es un asunto peliagudo, hay alternativas mucho más naturales y específicas con las que atajarás el problema sin dañar tu piel. El aceite de arbol de té es una buenísima opción para esos granitos rebeldes que quieres secar o el aceite de lavanda, aplicado en zonas específicas, puede tener muchos beneficios.

Sea como fuere, nuestro consejo es que tengas cuidado con estos remedios DIY que a veces, no son tan buenos como parecen. 

CONTINÚA LEYENDO