Vídeo de la semana

Desde que utilizo esto para desmaquillarme he conseguido eliminar los puntos negros de mi rostro

Un sistema de tres pasos que por fin ha cumplido uno de mis objetivos de belleza largamente perseguido.

rutina puntos negros
Imaxtree.

Empecemos por el principio. Esta redactora de belleza que comparte su #TrueStory tiene la piel sensible y de normal a mixta. También sufre brotes de dermatitis atópica de vez en cuando, pero afortunadamente no afectan a su rostro. Sin embargo, este hecho ha supuesto que durante mucho tiempo haya probado constantemente productos cosméticos naturales que fueran efectivos pero que no le provocasen reacciones como irritación, rojeces, descamación o picores.

Junto a este 'obstáculo' dermatológico - una piel sensible bastante sibarita -, uno de sus objetivos de belleza siempre ha sido hacer desaparecer los molestos puntos negros de la zona de la nariz y la barbilla, sobre todo.

Los puntos negros son una obstrucción de los poros de la piel que aparecen debido a la producción natural de sebo. Su color oscuro se debe a la acumulación de melanina en su superficie, y a la oxidación de la grasa en contacto con el oxígeno del aire. Para mantenerlos a raya conviene limpiar la piel correctamente, por lo menos dos veces al día, y especialmente por la noche, aunque no se haya usado maquillaje. Otros hábitos saludables que ayudan en esta empresa es beber mucha agua y llevar una dieta baja en grasas.

Hasta hace un par de meses, esta limpieza facial personal y diaria incluía un jabón en pastilla - que se sigue manteniendo - y un tónico antes de la hidratación. Sin embargo, los cambios drásticos en este combate contra los puntos negros han llegado gracias a otros dos productos hasta ahora desconocidos: una esponja Konjac y una mascarilla vegana que funciona con tan solo 5 minutos de aplicación.

jabon limpieza purificante
The Body Shop.

Paso 1: Jabón facial purificante de carbón del Himalaya de The Body Shop

Este jabón en pastilla 100% vegano elimina las impurezas y la suciedad gracias al carbón de bambú de las laderas del Himalaya. Está enriquecido con aceite de árbol de té y aceite de eucalipto, conocido por sus propiedades purificantes. Además de dejar la piel limpia, reduce el exceso de grasa.

¿Cómo se aplica? Se frota entre las manos hasta que hace espuma y se reparte suavemente por el rostro húmedo, con mucho cuidado de que no entre en los ojos.

esponja konjac purificante
USU Cosmetics.

Paso 2: Esponja Konjac Purifying con ceniza activa de bambú de USU Cosmetics

Esta esponja natural hecha de raíces de konjac con ceniza activa de bambú es el segundo paso de esta rutina diaria anti puntos negros.

¿Cómo se utiliza? Una vez aplicado el jabón en el rostro y con la esponja hidratada con agua tibia, se masajea la piel con movimientos circulares, incidiendo suavemente en la zona más afectada por las imperfecciones provocadas por el sebo.

El resultado es una limpieza profunda de los poros, eliminando los puntos negros y absorbiendo el exceso de grasa y las toxinas de la piel. Su ingrediente clave - la ceniza de bambú - es un anti bacteriano natural y antifúngico que es muy eficaz para las pieles propensas al acné, y que funciona bastante bien en las pieles sensibles como es este caso.

Las esponjas Konjac son un básico de la cosmética coreana y están fabricadas con fibras 100% naturales. Además de limpiar en profundidad, exfolian eliminando las células muertas y las imperfecciones de forma delicada, pero muy efectiva. El Konjac en sí es una planta milenaria asiática que se compone de un 95% de agua y el resto, de minerales. La esponja se fabrica con la raíz de esta planta que crece en lugares de gran altitud. Estas esponjas también ayudan a estimular la circulación sanguínea y la regeneración natural de las células de la piel.

mascarilla purificante miya
MIYA Cosmetics.

Paso 3: Mascarilla myPUREexpress de Miya Cosmetics

Como último paso de esta rutina cuya misión es liberar la piel de puntos negros, una vez a la semana utilizo esta mascarilla vegana indicada para pieles sensibles y que no bloquea los poros. Está formulada con un 5% de ácido azelaico, glicina, arcilla rosa y blanca, aceite de semilla de frambuesa y jojoba, vitamina E y provitamina B5. Además de este cóctel de ingredientes naturales, lo mejor de esta mascarilla es que ofrece una limpieza exprés de los poros en solo 5 minutos sin dejar una sensación de tirantez en la piel, y cumpliendo su misión de matificar y reducir el exceso de grasa.

Cristina Sánchez de Pedro

Cristina Sánchez de Pedro

No se me ocurre mejor forma de invertir mi tiempo que observando, disfrutando y escribiendo sobre aquello que más me entretiene: la moda, el cine y las series. También tengo una inexplicable atracción por los aparatos con muchos botones, por lo que estaba bastante claro que iba a terminar pegada a una calculadora, a una máquina registradora o al teclado de un ordenador. De momento, todo bien.

Continúa leyendo