Este aceite que hidrata la piel es el mejor remedio para las quemaduras solares

Este producto es el recurso diario para hidratar la piel en verano que todas deberíamos tener a mano en el bolso. Tranquila, es más asequible de lo que crees.

Varios meses sin ver la luz del sol y el uso obligatorio de la mascarilla hacen que la piel del rostro sufra las consecuencias. ¿Ves que tu piel está deshidratada y apagadaQue no cunda el pánico, tenemos la solución perfecta para ti. Acabamos de descubrir un aceite que le proporciona un chute de hidratación a la piel en un pis pas y, además, es el mejor remedio para las quemaduras solares.

El aceite Rosehip Drops de la marca cosmética gallega Ylé Cosmetics es perfecto para darle a tu piel el chute de activos que necesita para recuperar su brillo natural. Se trata de un aceite natural 100% ecológico y vegano, de origen chileno y extraído de la semilla de la rosa mosqueta. Contiene vitamina C, ácidos grasos linoleico y linolénico (omega 3 y 6), nutrientes indispensables para la síntesis de las prostaglandinas, proteínas responsables de la regeneración de las células y mecanismos de defensa relacionados con la regeneración de los tejidos. Enriquecido con la vitamina E, es una opción perfecta para hacer frente a los radicales libres y prevenir el envejecimiento prematuro. Además, es un producto recomendado para tratamientos que necesitan una rápida regeneración como la micro-pigmentación o quemaduras.

Este aceite ayuda a que la piel mantenga una hidratación óptima. Evita picores por sequedad cutánea, atenúa las lineas de expresión, arrugas y funciona como un despigmentante natural. Aplícalo directamente a la piel o añadiendo 2-3 gotas en tus cremas faciales o corporales (¡también previene la aparición de las estrías!). ¿El precio? 29,90 euros. 

Ylé Cosmetics aceite
Ylé Cosmetics
Magdalena Fraj

Magdalena Fraj

Periodista de vocación, amante de la moda y 'beauty junkie'. Con 5 años me convertí en la estilista de mi madre y en ese momento descubrí lo que quería hacer con mi vida. Soy de las que todavía siguen viendo 'Sexo en Nueva York' en bucle y que aún suspiran por un libro en papel. En mi tiempo libre me pierdo por las calles de Madrid en la búsqueda de los mejores restaurantes italianos.

Continúa leyendo