Esto es todo lo que la vitamina C puede hacer por tu piel

Junto con el ácido hialurónico, la vitamina C es nuestra nueva obsesión y estamos dispuestas a contarte por qué.

gigi hadid
IMaxTree

De pequeñas todas sufrimos la típica frase que nuestras madres decían (una y otra vez. Una y otra vez: para que os hagáis a la idea de la intensidad) cuando el famoso vaso de zumo de naranja aparecía en la mesa. Tómatelo que se le van las vitaminas. Rápido. Presas del pánico porque en idioma materno rápido significaba YA, engullíamos el vaso hasta acabarlo, por si acaso, esas vitaminas buenas de las que no paraba de hablar mamá, desaparecían de un momento a otro (como ese ligue que llegado un punto y sin avisar, desaparece de la faz de la tierra como si le hubieran abducido los extraterrestres, veáse un ghosting en toda regla). La historia de las vitaminas que hacen bomba de humo resultó ser mentira, aunque las madres nunca lo admitirán. Lo que sí es cierto son las propiedades que el zumo de naranja tiene, entre las que se encuentra la vitamina C. El santo grial de la belleza junto al retinol y el ácido hialurónico

La ingesta de vitamina C (conocida como ácido ascórbico) es muy beneficiosa para el organismo. Se trata de un nutriente hidrosoluble que se se encuentra en ciertos alimentos, como los cítricos, las fresas o el mango, que actúa como antioxidante ya que protege a las células del cuerpo contra los daños que causan los radicales libres. ¿Qué son estos radicales? Son los compuestos que se forman cuando los alimentos que consumimos se transforman en energía, sin embargo, hay ciertos radicales presentes en el ambiente como el humo del tabaco, la contaminación y la radiación solar, por lo que la ingesta de esta vitamina a través de la alimentación es fundamental. 

 

 

Pero, ¿y en cosmética?

El uso de la vitamina C en cosmética es uno de los últimos descubrimientos beauty que nos tienen enamoradas. La aplicación sobre la piel de manera directa de este ácido tiene múltiples beneficios y no solo para combatir los primeros signos de la edad. Este ingrediente de oro de la cosmética tiene un papel protagonista en la producción de colágeno y en la luminosidad del rostro. 

giphy

Además, es un activo antiedad, lucha contra las manchas, hace la función de antioxidante, corrige las líneas de expresión y las arrugas, hace menos perceptibles los poros e incluso, puede ayudar a la lucha contra el acné debido a su poder antibacteriano. Sin duda, es un componente mágico en la rutina de belleza del día día, sobre todo, porque el cuerpo no almacena esta sustancia, sino que ingiere la que necesita en el momento y luego la deshecha, por eso es importante utilizar productos con esta vitamina, ya que la acción es mucho más directa en zonas localizadas de la dermis, (donde debe actuar el ácido). 

¿Cómo usarla?

Al tratarse de un ácido, es importante recordar que es fotosensible y fotoreactivo, por lo que es recomendable utilizarla de noche, y aplicar por la mañana protector solar. 

Aunque la aplicación de protector solar es necesaria aunque no sea verano (chicas que nos conocemos) cuando utilizamos productos con vitamina C es imprescindible, ya que pueden aparecer manchas en la piel debido a su poder antioxidante. Su uso en sérums concentrados, en cremas y ampollas se ha convertido en un must para las beauty adictas, que quieren deshacerse de las manchas, desean una piel más luminosa y sueñan con olvidarse de las pronunciadas líneas de exprensión.

No obstante, hay que tener en cuenta la cantidad de concentración que tiene el producto:si la vitamina C tiene un pH que se acerca al 5% se puede aplicar incluso en las pieles sensible, no obstante, si oscila entre el 3,5% es importantísimo utilizar el producto únicamente de noche evitando la exposición solar de día. Asimismo, hay un producto para cada necesidad. Si queremos tratar manchas muy pronunciadas, lo mejor es apostar por un sérum de aplicación continuada. Si lo que queremos es aportar luminosidad al rostro, lo mejor es una mascarilla, pero si queremos un efecto instantáneo, una ampolla es una elección estelar. 

¿Será este otro de los secretos de belleza de la reina Letizia? Si es así, hoy mismo vamos a incorporar la vitamina C en nuestra rutina de belleza. Por si acaso. 

CONTINÚA LEYENDO