Hilos mágicos: el nuevo lifting sin cirugía

Es la técnica más demandada para decir adiós a la flacidez sin tener que pasar por el quirófano. Los mejores expertos nos cuentan por qué es tan efectiva.

Efecto lifting

Llevan muchos años utilizándose para las suturas cardiacas, pero desde Japón ha llegado una nueva generación de hilos que combate el 'talón de Aquiles' de la medicina estética: la flacidez. Aunque parezca magia, el secreto está en su material, la polidioxanona (PDO), una sustancia capaz de generar una fibrosis a su alrededor y estimular la síntesis de colágeno y elastina que forme una estructura de soporte para los tejidos. ¿Lo mejor? Son reabsorbibles y totalmente biocompatibles (no producen alergias, ni rechazos).

TRATO PERSONAL. “Dependiendo del estado de la piel, se decide el número y el tipo de hilos”, explica el doctor Salvatore Pagano. El precio también se fijará según la necesidad (desde 200 € hasta 1.000 €).

- El  método. Los hilos se distribuyen en la zona a tratar con una fina aguja-cánula a nivel de la dermis y se implantan fácilmente sin anclajes (si el paciente lo requiere, puede usarse anestesia local). No se detectan ni al tacto, ni a la vista.

- Tipos de hilos. “La eficacia de todos es la misma, pero cada uno está indicado para una zona específica”, aclara el doctor Ángel Martín. “Los monofilamentos se usan sobre todo para trabajar el óvalo de la mandíbula y la papada; los multifilamentos son muy utilizados para disminuir las arrugas de expresión;  los espiculados están destinados a dar más tensión, gracias a la tracción que producen en la piel, y se utilizan para zonas que presentan más flacidez o descolgamiento”, explica el doctor.

Efecto lifting 2

COSER Y CANTAR. Desde el momento de su colocación los resultados son progresivos, alcanzando su máximo efecto a los tres o cuatro meses, y pueden perdurar hasta un año.

- Dónde se colocan. El profesional puede tejer una malla de hilos en cualquier parte del cuerpo que requiera una mejora en la estructura de sostén de la piel: rostro, cuello, escote, brazos, muslos, abdomen o mamas, siempre y cuando la flacidez sea leve o moderada. En la zona facial, los resultados suelen ser mejores; “las posibilidades son múltiples” – asegura la doctora Mª Teresa Gómez Sarte, de la Clínica Piqueras– “podemos levantar pómulos, cejas, pequeñas arrugas alrededor de los ojos (patas de gallo), comisuras, arrugas peribucales (de fumador), y todo con resultados muy naturales.

El efecto del hilo está en función de la cantidad que se coloque (a mayor número, mejores resultados), la técnica y la capacidad del paciente de formar colágeno”, explica la doctora.

- Ventajas. Lo llaman el nuevo lifting sin cirugía porque los resultados son más naturales (aunque también más suaves) y no deja cicatrices. Además de conseguir firmeza, estimulan la microcirculación de la zona consiguiendo una piel más oxigenada y luminosa. Para optimizar los resultados, el doctor Lajo Plaza asegura que no solo se puede, sino que “se debe combinar con otras técnicas como la carboxiterapia o la diatermocontracción. Buscamos en todo momento potenciar la acción de los hilos”.

Etiquetas: lifting

Continúa leyendo...

COMENTARIOS