Vídeo de la semana

Ice ball: el accesorio de belleza que utiliza Irina Shayk puede ser tuyo por menos de 6 euros

Un novedoso tratamiento de belleza que arrasa en internet, descubrimos cómo funciona y dónde conseguirlo en España. ¿Te apuntas a la bola de hielo?

Ice ball Irina Shayk
Irina Shayk | Gtres

Al igual que ocurre con las tendencias de moda, las novedades en el mundo de la belleza, evolucionan, cambian, innovan... El mundo beauty nos presenta cada cierto tiempo nuevos accesorios, nuevos tratamientos y nuevos productos que siempre nos hacen suspirar por las ganas de probarlos. Entre las últimas tendencias de belleza en las que la gran mayoría hemos caído en la tentación están los rodillos de jade, los limpiadores faciales eléctricos, los cepillos faciales contra los poros... Y ahora, a nuestro neceser de beauty trends se le va a unir un accesorio más. Estamos hablando de la última novedad que ha revolucionado el mundo de la belleza (más concretamente, del cuidado de la piel). 

¿Cómo ha surgido esta nueva tendencia de belleza? Seguro que la respuesta es ampliamente conocida. La cuna de las nuevos hits -ya sean de moda o belleza- es Instagram, que nos crea necesidades cada vez que abrimos la red social y echamos un vistazo a los referentes del sector, es decir, a los influencers. Pero en este caso, no se trata de uno de estos perfiles, si no de una celebrity en toda regla. 

Hace unos días, la conocida top model Irina Shayk compartió un vídeo en su perfil de Instagram mostrando a sus seguidores la rutina de belleza que sigue. ¡Y nos ha encantado! Porque además de mostrarnos con toda naturalidad los productos y tratamientos que utiliza la modelo, nos presentó un nuevo producto del que no habíamos oído hablar: el ice ball

Irina Shayk nos cuenta y muestra en el vídeo que utiliza a diario el ice ball, en castellano, una bola de hielo, a modo de roll-on para cuidar la piel del rostro. Es cierto que la modelo ya había hablado en otras ocasiones de que usaba cubitos de hielo siempre que viajaba y notaba la cara algo hinchada, pero hasta ahora no teníamos conocimiento de la existencia de un gadget de belleza diseñado específicamente para la realizar masajes faciales con frío sobre la piel.

Ante la sorpresa de sus seguidores, la modelo no duda en explicar el procedimiento y el uso correcto de este ice ball. Se trata de un molde hueco y esférico que se debe de llenar con un poco de agua y además, añadir diferentes ingredientes como por ejemplo, camomila o agua de frutas y después se mete en el congelador. "A la mañana siguiente, te lo pasas por la cara sin olvidar el cuello. Así es como nos despertamos en Rusia, creedme que funciona. Puede que te deje la piel un poco roja, pero no te preocupes, se va con el tiempo", afirma Irina Shayk

¿Y cómo funciona exactamente el ice ball de Irina Shayk?

El frío estimula la circulación sanguínea, destensa los músculos faciales, reduce la hinchazón y aporta luminosidad a la piel. Son muchos los facialistas que confirman que el 'face icing' (o, lo que es lo mismo, pasar un cubito de hielo por el rostro o, en su defecto, lavarlo con agua muy, muy fría) es un gesto de belleza infalible e inmediato.

Si te ha gustado este tratamiento y estas deseando probarlo en tu piel, estás de enhorabuena porque la firma de belleza You Are The Princess ha traído por primera vez el ice ball a España (y ya forma parte de nuestra wishlist). Bajo el nombre Skin-icing ball, la bola de hielo de Irina Shayk puede ser tuya por 5,49 euros.

Ice Ball Irina Shayk
You Are The Princess

"Estas bolas de hielo despiertan instantáneamente la piel. También ayudan a aumentar su elasticidad y a mantener su firmeza. Pueden utilizarse solas con técnicas de masaje, o con productos como sérums e hidratantes, para promover una mejor absorción en la piel", explica el equipo cosmetológico de la marca.

¿Te apuntas a la nueva tendencia del 'face icing'

Paula Reig

Paula Reig

Escribir es lo que más me gusta en el mundo junto a un buen café sin nada de azúcar. Nací en ese vacío legal entre los millennials y la generación Z y todavía sigo buscando mi hueco en el mundo. Lo que tengo claro es que sea donde sea, tendrá un gran armario (o incluso, un vestidor).

Continúa leyendo