Los ingredientes cosméticos que debes utilizar para revitalizar la piel, según los expertos

¿Con qué frecuencia hay que utilizar cada activo? ¿Qué ingredientes cosméticos buscar en las etiquetas de nuestros productos? Estos son los consejos a seguir para lucir una piel luminosa.

cosmeticos
iStock

Una piel cansada, apagada y mate puede deberse a diferentes causas. Influyen factores como unos malos hábitos (fumar, beber…) vivir en zonas expuestas a la contaminación, sufrir periodos de estrés que afectan a la piel o incluso utilizar los cosméticos equivocados. Y es que la relación entre la cantidad de ingredientes cosméticos (u activos) que utilizamos (y su frecuencia) y la calidad de la piel es muy estrecha…

Mónica Rangel, responsable de CODES ID Cosmetics, nos ha dado las claves para acertar con el uso de cosméticos y lograr, de una vez por todas, una piel lisa, uniforme y luminosa. “A la hora de entrenar una piel y lograr que tenga la luminosidad e hidratación adecuadas, durante los 2 primeros meses es necesario realizar tratamientos con cosméticos de choque, que impliquen renovación epidérmica, reactivación celular y tisular e inhibición de síntesis de melanina”, afirma la farmacéutica. ¡Estos son algunos de sus consejos!

¿Qué utilizar en la rutina de belleza diurna?

Para estimular la luminosidad natural de la piel es necesario hacer un tratamiento de choque durante dos meses. Durante esta primera etapa es importante leer en las etiquetas de los cosméticos y nutricosméticos que utilicemos en la rutina diurna, los siguientes ingredientes:

Detoxificantes y regenerantes de vía oral: suplementos vitamínicos que engloben ingredientes como Cola de Caballo, MSM (metilsolfonilmetano), Ortiga Picante, L-Carnitina o N-Acetilcisteína.

Detoxificantes y regenerantes de vía tópica: Debes buscar la Chlorella, Achicoria, Pomelo y Romero, o arcillas rosa, blanca o verde, que tienen cualidades astringentes y depurativas sobre la piel. “Con este tipo de ingredientes conseguimos eliminar las células muertas de la epidermis y se estimula la renovación de capas celulares inferiores, subiendo a la superficie células nuevas”, afirma Mónica.

Renovadores de la epidermis como alfa-hidroxiácidos (AHAs) en concentraciones bajas, por ejemplo ácidos glicólico, láctico, málico, mandélico, láctico; y Beta- hidroxiácidos (BHAs) como el ácido salicílico en caso de brotes de acné y/o piel grasa. Gracias a ellos se eliminan células muertas de la epidermis.

Regeneradores como ceramidas y aceites vegetales (jojoba, argán, mosqueta, caléndula…)

cremas de noche
iStock

¿Qué utilizar en la rutina de noche?

Renovadores de la epidermis en noches alternas. Por ejemplo, retinol encapsulado que no irrita ni enrojece y que ayuda a reducir el tamaño del poro y el exceso de grasa. “Es un ingrediente ideal para pieles grasa y mixtas, con o sin manchas, pero no es nada recomendable en el caso de brotes de acné o piel sensible, aclara Mónica.

Despigmentantes como el ácido Kójico, ácido Tartárico, Arbutina, Resorcinol.

Preventivos antioxidantes vía tópica como Backuchiol, ácido ferúlico, 10-15 % de vitamina C y vitamina E

Hidratantes como ácido hialurónico.

Los expertos también recomiendan no olvidarse nunca del protector solar. Los filtros solares físicos, químicos o biológicos se deben aplicarl como penúltimo paso (antes del maquillaje), en caso de que se vaya a estar más de 30 min en espacio exterior para proteger la piel correctamente. ¡No te lo saltes!

Continúa leyendo