Esta es la crema con color que utiliza Meghan Markle para un beauty look 'no make up' de sobresaliente

No es un secreto que la duquesa de Sussex cuida su cutis al extremo. Nosotras envidiamos cómo puede lucir tan pulido siempre pero, por suerte, es posible lograrlo si tenemos los productos adecuados y somos constantes.

Rutina de belleza Meghan Markle
Fuente: Getty Images

Las tensiones en las monarquías europeas no son nada nuevo. Como Grace Kelly, la llegada de Meghan Markle, una actriz afroamericana, supuso toda una revolución en la familia real británica, caracterizada por su hermetismo y exclusividad. Un año después de abandonar su papel institucional, la duquesa de Sussex continúa su litigio con su familia política quienes, por egoísmo o envidia, no terminan de ver a Meghan como lo que es: un miembro de la familia.

Nada más poner un pie en el Palacio de Buckingham y ser presentada en sociedad, Meghan era consciente de que tenía que dejar atrás una exitosa carrera como actriz y comenzar una nueva vida en Reino Unido, alejada del clamor de Hollywood y las alfombras rojas. Sin embargo, tras su enlace con el príncipe Harry y el posterior nacimiento de su primer hijo, Archie, los duques de Sussex decidieron romper filas con la familia real y comenzar una nueva vida lejos del viejo continente.

Tras una breve estancia en Canadá, la pareja decidió perseguir el sueño americano, los ideales que garantizan la oportunidad de prosperar y tener éxito para lograr una movilidad social hacia arriba, por lo que pusieron rumbo y se asentaron en Los Ángeles, lugar de nacimiento de Meghan. Ahora, los duques de Sussex disfrutan de una vida tranquila en California lejos de la prensa y de las tensiones de palacio

Meghan Markle rutina facial
Fuente: Getty Images

No es un secreto que Meghan Markle cuida su cutis al extremo. Nosotras envidiamos cómo puede lucir tan pulido siempre pero, por suerte, es posible lograrlo si tenemos los productos adecuados y somos constantes.

Nichola Joss, facialista de la duquesa de Sussex, ha revelado a Vogue UK cuál es el tratamiento diario que sigue la actriz. "La cara tiene muchos puntos de reflexología y presión y, cuando se masajea correctamente, pueden reducir la tensión, aliviar las migrañas y ayudar a apretar y rechinar los dientes", explicó.

Esta rutina comienza como la de todos los mortales, por la mañana. Cuando se levanta, Meghan masajea su rostro con aceite de coco hacia arriba, lo que permite despertar las líneas de expresión y los músculos.

"Usa los dos primeros dedos de tu mano, aplicando una presión profunda desde la barbilla hasta el borde exterior de la mandíbula por 12 veces, para eliminar el estrés acumulado durante el día. Enseguida, ejerce presión sobre el puente de la nariz con sus dedos índices y de masajes a lo largo de la ceja profunda y lentamente". Después del masaje facial, aplica un tónico y suero antienvejecimiento

Crema hidratante con color Meghan Markle
Cortesía de Laura Mercier

Una vez la piel está exfoliada y, por tanto, limpia, toca el momento de hidratarse. Según confesó la duquesa de Sussex a la revista Beauty Banter, nunca utiliza base de maquillaje. En su defecto, después de su limpieza facial, aplica una cama hidratante con color que le aporta ese aspecto natural que tanto nos gusta.

El producto en cuestión es (redoble de tambores) esta crema de Laura Mercier (47 euros).

 

Laura Mercier crema hidratante con color
Cortesía de Laura Mercier

Esta combinación perfecta entre tratamiento para el cuidado de la piel y maquillaje mejora la piel con el tiempo con un complejo hidratante hecho con aceites de semillas de kukui y macadamia que ayuda a aumentar los niveles de hidratación de la piel a largo plazo para tener 24 horas de hidratación, al tiempo que reduce visiblemente los signos de la piel visiblemente seca. 

La fórmula liviana, con extracto de semilla de tamarindo, ayuda a la piel a retener la humedad para evitar la evaporación del agua y lograr una hidratación más duradera

Sergio E. González

Sergio E. González

Cuando era pequeño una de las cosas que más me gustaba era sentarme a coser con mi abuela Mercedes, modista y patronista. Pero, con los años me olvidé del ruido de la máquina de coser y decidí que a mi lo que me gusta es contar ideas sobre moda, arte y belleza, ya sea con palabras, imágenes, con campañas de publicidad o con señales de humo… lo mío es comunicar. Pero no todo se resume a eso, también me gusta el café con hielo, los perros salchicha, la paella de mi madre y leer poemas de Lorca.

Continúa leyendo