Vídeo de la semana

La crema facial que Lush creó en exclusiva para Lady Di que hidrata en profundidad e ilumina la piel (y que puede ser tuya)

La princesa de Gales fue la responsable de la creación de uno de los productos de belleza más exitosos de la historia.

Lady Di crema hidratante LUSH
Fuente: Getty Images

El estilo de Lady Di evolucionó conforme a su cada vez mayor seguridad y protagonismo. Su primera etapa como princesa de Gales estuvo marcada por un clasicismo sin precedentes. Su vestido de novia confeccionado en tafetán de seda marfil y más de diez metros de tela, firmado por David y Elizabeth Emanuel, se ha convertido en un símbolo que ha marcado la historia de la moda para siempre. Pero, con el paso de los años, su carácter dio un giro de 180 grados y mutó en otro completamente diferente, más atrevido, rompiendo las rígidas normas de protocolo del Palacio de Buckingham y apostando por diseñadores como Georgio Armani, Valentino y su gran amigo Gianni Versace, diseñador de cabecera de la princesa.

Diana se convirtió en un icono de moda y en "la persona viva más famosa del mundo", hasta su fallecimiento. Sin embargo, más de dos décadas después de su muerte, seguimos hablando y escribiendo sobre su legado. Lady Di comparte su "vida" (y herencia) en una especie de cielo sagrado con otros nombres como el de Marilyn Monroe, Audrey Hepburn y la mismísima Jackie Kennedy.

La empatía que la gente siente por Diana es extraordinaria. La comprenden, la quieren y la admiran tanto, que muchas buscan ser como fue ella. Diana fue una mujer excepcional en todos los sentidos: por su labor como miembro en la familia real británica, sus valores, su labor filantrópica y humanitaria y, por supuesto, su increíble estilo. No queremos comparar, pero ningún otro miembro de la casa real ha logrado ser como ella. Eso es un hecho.

Lady Di Lush
Cortesía de Lush
Diana de Gales LUSH
Cortesía de Lush

La princesa de Gales inspiró con su estilo a toda una generación y dos décadas después de su muerte, su figura sigue más viva que nunca. En paralelo a su éxito en el mundo de la moda, Diana alcanzó también el éxito en el sector de la belleza.

Hoy nos toca hablar de la historia casi desconocida de una crema del catálogo de Lush: la hidratante 'Gorgeous'.

Lady Di fue la responsable de la creación de uno de los productos de belleza más exitosos de la historia. Todo comenzó en 1986, cuando la joven princesa de Gales conoció al cofundador de la firma cosmética, Mark Constantine. El encuentro desencadenó una conversación sobre belleza y terminó con la princesa sacando del bolso una de sus cremas favoritas, creada especialmente para ella.

El encuentro podría haber quedado en anécdota, pero Constantine quedó prendado del olor y la textura de la crema que le había mostrado la princesa. Tiempo después Lush consiguió hacerse con los derechos de la fórmula, que según afirman desde la marca, "desgraciadamente, había sido manipulada, siendo ilegible en parte, y no era, en absoluto, una fórmula completa, por lo que no se podía utilizar". Con el recuerdo de aquel encuentro, los expertos lograron reproducir aquella hidratante que había conquistado a la nuera de Isabel II.

Crema LUSH
Cortesía de Lush

El resultado del experimento fue Gorgeous, la hidratante facial más reconocida de Lush (45 gramos por un precio de 62,95 euros). Una crema ligera con notas cítricas de piña, naranja y limón que proporcionan una exfoliación enzimática natural y suave en la piel, refrescando el rostro y devolviéndole la luminosidad. Su formulación cuenta con aguamiel de azahar, cuyas propiedades calman la barrera cutánea al tiempo que los aceites de onagra orgánico y esencial de neroli hidratan y ayudan a mejorar la flexibilidad de la piel.

Beauty Sleep Lush
Cortesía de Lush

Pero, todavía hay más. Una exquisita mascarilla de arcilla que incluye una cucharada de la popular crema Gorgeous para un extra de hidratación. Sus propiedades relajantes la hacen perfecta para usar en tu rutina de noche y tener dulces sueños.

Esta lujosa mascarilla combina ingredientes realmente efectivos para la piel con hierbas relajantes, como el verbasco y la raíz de valeriana, cuya esencia se extrae en miel procedente de la cooperativa brasileña Barro Vermelho, una comunidad regenerativa centrada en el bienestar de las abejas.

Sergio E. González

Sergio E. González

Cuando era pequeño una de las cosas que más me gustaba era sentarme a coser con mi abuela Mercedes, modista y patronista. Pero, con los años me olvidé del ruido de la máquina de coser y decidí que a mi lo que me gusta es contar ideas sobre moda, arte y belleza, ya sea con palabras, imágenes, con campañas de publicidad o con señales de humo… lo mío es comunicar. Pero no todo se resume a eso, también me gusta el café con hielo, los perros salchicha, la paella de mi madre y leer poemas de Lorca.

Continúa leyendo