Sarah Chapman revela la rutina de belleza (paso a paso) de la duquesa de Sussex que podrás adaptar en tu casa

Limpiar, sérum e hidratar con productos que incluyan vitamina C, un potente antioxidante que neutraliza los radicales libres que causan estrés oxidativo en la piel y provocan su envejecimiento prematuro

La llegada de Meghan Markle, una actriz americana, supuso una revolución en Reino Unido y en la familia Windsor.

Con su irrupción en el Palacio de Buckingham, Meghan Markle era consciente de que tenía que dejar atrás una exitosa carrera como actriz y comenzar una nueva vida en Reino Unido, alejada del clamor de Hollywood y las alfombras rojas. Sin embargo, tras su enlace con el príncipe Harry y el posterior nacimiento de su primer hijo, Archie, los duques de Sussex decidieron romper filas con la familia real -con todas las consecuencias que el Megxit conlleva- y comenzar una nueva vida lejos del viejo continente.

Tras una breve estancia en Canadá, la pareja decidió perseguir el sueño americano, los ideales que garantizan la oportunidad de prosperar y tener éxito para lograr una movilidad social hacia arriba, por lo que pusieron rumbo y se asentaron en Los Ángeles, lugar de nacimiento de Meghan.

Meghan Markle día de su boda 2018
Fuente: Getty Images
Meghan Markle día de su boda
Fuente: Getty Images
Meghan Markle Día de la Commonwealth 2020
Fuente: Getty Images

Pero, hoy, el personaje que requiere una mención especial en este artículo es Sarah Chapman, la facialista inglesa más querida de Londres. De entre sus más influyentes clientas, que incluyen rostros y personalidades como Victoria Beckham, Gigi Hadid, Jennifer Aniston y Uma Thurman, destaca un miembro de la familia real británica: Meghan Markle.

Pues sí, así es. Parece que la duquesa de Sussex lleva visitando a Chapman desde mucho antes de lo que imaginábamos, ya que ella fue la encargada de preparar su piel para el día de su boda en mayo de 2018.

"A través de mi trabajo tengo la suerte de conocer a personas increíbles, interesantes e inspiradoras y durante los últimos dos años y medio me siento honrada de haber pasado mucho tiempo con el duque y la duquesa de Sussex. Con Meghan, lo que comenzó como una relación comercial se convirtió rápidamente en una bonita amistad. Ella me dio la bienvenida a sus vidas", declaraba Chapman.

"Estoy feliz de compartir con gratos recuerdos algunos de estos momentos de piel radiante que ayudé a crear para Meghan con nuestro enfoque natural de la belleza. Sin duda, espero ayudar con muchos más en el futuro".

Alguno de estos recuerdos incluyen el día de su boda con Harry o el Servicio del Día de la Commonwealth en 2020.

Limpiar, sérum e hidratar

Sarah Chapman tratamiento de belleza
Cortesía de Sarah Chapman

En cuanto a la rutina de belleza de la duquesa de Sussex, esta incluye la línea de 'Skinesis' de Chapman, el secreto para una tez radiante y sin manchas.

En una entrevista para This Morning en 2019, la facialista reconoció que la duquesa de Sussex sigue un método de tres pasos: limpiar, sérum e hidratar con productos que incluyan vitamina C, un potente antioxidante que neutraliza los radicales libres que causan estrés oxidativo en la piel y provocan su envejecimiento prematuro.

En cuanto a los tratamientos faciales de los que disfruta Meghan, estos incluyen movimientos para alimentar las células de la piel con nutrientes y oxígeno, liberando cualquier tensión que se haya acumulado. "Utilizamos muchas técnicas de masaje durante un tratamiento facial. Pellizcos y pequeños movimientos que aumentan el flujo sanguíneo". 

Sergio E. González

Sergio E. González

Cuando era pequeño una de las cosas que más me gustaba era sentarme a coser con mi abuela Mercedes, modista y patronista. Pero, con los años me olvidé del ruido de la máquina de coser y decidí que a mi lo que me gusta es contar ideas sobre moda, arte y belleza, ya sea con palabras, imágenes, con campañas de publicidad o con señales de humo… lo mío es comunicar. Pero no todo se resume a eso, también me gusta el café con hielo, los perros salchicha, la paella de mi madre y leer poemas de Lorca.

Continúa leyendo