Los 4 pasos ‘beauty’ imprescindibles para lucir una piel perfecta

Si buscas un rostro radiante, desde primera hora de la mañana hasta la última de la noche, sin tener que estar retocando tu piel... estos son los pasos que no pueden faltar en tu cuidado facial.

Lo admitimos. Todas queremos un cutis perfecto. Un rostro que no entienda lo que significan las imperfecciones cutáneas, las rojeces o las líneas de expresión. Dicho de otra forma, una piel lisa; ajena a los pliegues, a la flacidez y, por supuesto, exenta de poros dilatados y brillos. Se suele decir que desear es gratis. Y si bien es cierto que nuestro deseo es algo inalcanzable (¿Verdad, genio de la lámpara? -el genio asiente-), sí es algo que podemos trabajar para que, quitando algún pequeño brote de acné (resultado de esa incontrolable revolución de hormonas o estado de nervios), el cutis luzca un acabado totalmente homogéneo y, en definitiva, perfecto.

Por eso mismo, si tú también tienes ese deseo, es superimportante que mantengas un cuidado facial consecuente a ello, trazando y siguiendo unos pasos que te permitan lucir una piel jugosa y tersa, con un acabado saludable y naturalmente radiante, el máximo tiempo posible. Aunque sea en la época donde la piel tiende a resecarse más, por ser la más fría del año. Para lograrlo, podemos incorporar unos pequeños hábitos que nos ayuden a lograrlo como, por ejemplo: seguir una alimentación equilibrada y sana o dormir durante un mínimo de siete u ocho horas diarias; hábitos que más allá de encontrarse bajo la etiqueta de healthy, nos ayuden a trabajar la piel desde dentro; instando a unos resultados naturales y duraderos en un periodo de tiempo largo. Para ello, es importante saber cómo podemos mimarla y, en ese sentido, estás de suerte; te hemos recopilado los cuatro pasos de belleza imprescindibles en toda rutina facial. Sí, sí, has leído bien, toda rutina facial; por primera vez, las tipologías cutáneas son algo completamente indiferentes. Anota, anota.

Paso 1. Limpiar tu piel todos los días

No, no importa si te has maquillado o no. La suciedad, las células muertas o el propio roce con las manos, puede pasar factura a tu piel, obstruyendo poros o creando imperfecciones. Por eso mismo, es importante iniciar la rutina con una buena limpieza.

Para este paso, es importante elegir un producto que no sea muy agresivo, puesto que lo vas a utilizar todos los días. Para ello, puedes recurrir a las espumas limpiadores que le proporcionan frescor a la piel, mientras eliminan las impurezas y regulan la producción de sebo o, también, puedes optar por un gel limpiador ideal para zonas sensibles como la del contorno de los ojos.

Paso 2. Tónico facial, sí

tónico Apivita
Apivita

Se ha convertido en uno de los pasos fundamentales del cuidado de la piel y, también, en uno de los grandes olvidados. Esto se debe a que es el complemento perfecto para las pieles normales y secas; ayudando a que sea vea limpia, suave y tonificada con una agradable sensación de frescor.

Podemos recomendar el tónico calmante e hidratante para el rostro de Apivita que “prepara para los siguientes pasos de rutina de cuidado.”

Paso 3. La importancia de un buen contorno de ojos

contorno de ojos
Skinclinic

Cuántas veces habremos dicho que la piel que recubre la zona de los ojos es más fina y, en consecuencia, más delicada. Por eso mismo, requiere de un cuidado más específico, donde la clásica crema facial no es suficiente para saciar las necesidades de esta área conocida por sus patas de gallo.

Para ello, podemos optar por una emulsión. En el primer caso, proporciona un cuidado global del contorno de ojos, reduciendo bolsas y actuando contra las líneas de expresión.

Paso 4. Mascarillas faciales, una o dos veces por semana

mascarilla facial
Cattier

Mima tu piel con esta serie de productos específicos, que te ayudarán a descansar e iluminar tu cutis de manera asombrosa. Para ello, puedes optar por la mascarilla de Cattier de arcilla púrpura que contribuye a iluminar la tez y revitalizar todo tipo de pieles.

Continúa leyendo