Los ingredientes cosméticos que debes usar (y cuáles no) para tener una piel increíble este verano

¿Qué ingredientes y activos cosméticos son recomendables en esta época del año y cuáles no? ¡Toma nota de esta info!

Ya hemos disfrutado de casi toda la primavera y ya podemos notar como nos empezamos a broncear aunque aún no estemos en verano. Es muy importante proteger nuestra piel de estas temperaturas tan calurosas para evitar manchas e incluso la deshidratación de la piel. En verano, más que en cualquier época del año, el protector solar es el mejor aliado para prevenir los efectos del sol en la piel. En esta época tan calurosa y en la que aprovechamos cualquier oportunidad para tomar esos rayos de sol que nos dejan con un tono de piel más saludable es importante aumentar su frecuencia de uso para evitar quemarnos y prevenir futuras lesiones en la piel. ¿Pero conoces qué otros ingredientes pueden ayudarte y cuáles pueden ser perjudiciales para tu piel? ¡Toma nota!

AHA y BHA, mejor en otra época del año

Este tipo de ingredientes ácidos se han vuelto tendencia en estos últimos años y más con el uso de las mascarillas. Los AHAs (ácido glicólico, mandélico, málico, azelaico y láctico entre otros) y BHA (ácido salicílico) te sonarán por la cantidad de productos cosméticos que han salido en el último año, desde serums, cremas hasta exfoliantes, y no es de extrañar por los resultados que tienen para ayudar a pieles acneicas y con manchas. Pero en verano no son tus mejores aliados para mantener la piel protegida. Al usar estos ingredientes realizamos una exfoliación química, eliminando las células muertas de la piel. Durante el resto del año puede ser un ingrediente imprescindible en cualquier tocador para eliminar líneas de expresión, manchas e imperfecciones pero con el calor y los rayos UVA no son aconsejables y menos durante el día. Si dentro de tu rutina no pueden faltar intenta aplicarlos sobre el rostro con menos frecuencia y siempre por la noche.

Apuesta por los antioxidantes

Los antioxidantes son esenciales para prevenir el fotoenvejecimiento. Ayudan a defendernos contra los radicales libres, que son agentes que afectan a la salud de nuestra piel día tras día como es la contaminación, el humo del tabaco, la luz azul,.. Para prevenir algunos de los signos de envejecimiento causados por el estrés oxidativo es imprescindible incorporar ingredientes antioxidantes en nuestra rutina diaria y más ahora que aprovechamos cualquier momento para pasarlo en la terraza de un bar o dando un paseo.

Vitamina C: Es un potente antioxidante que favorece la síntesis del colágeno. Este ingrediente iluminará tu rostro mientras ayuda a reducir cualquier inflamación. ¡Que no falte en tu rutina!

piel
iStock

Retinol: Es otro ingrediente antioxidante que en estos últimos años también se ha extendido su aplicación en la cosmética. Es un ingrediente que ayudará mucho a mejorar la textura de la piel, cierra los poros y ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro. El retinol es mejor aplicarlo durante la noche puesto que es fotosensible y se degrada con el sol y puede provocar irritaciones. Si quieres beneficiarte de los efectos de este poderoso ingrediente utilizado por las noches y no te olvides de usar protector solar durante el día.

Ácido Hialurónico: Aunque sea un ácido, este ingrediente no dañara tu piel durante el verano, su capacidad de retener la humedad es más de 1000 veces su peso y no obstruye el poro, lo que quiere decir que te aportará una hidratación en profundidad al mismo tiempo que te ayudará a luchas contra el envejecimiento prematuro.

Té verde: Se convertirá en tu aliado perfecto si te preocupa el exceso de grasa y en tu rutina diaria no faltaban los AHA. Su gran poder antioxidante y purificador ayudará a que tu piel luzca sin imperfecciones y la sientas ligera y sin exceso de grasa. 

Cristina Cañedo

Cristina Cañedo

Me gusta contar historias, ya sea en papel, en vídeo, de forma online o a través de imágenes. Apasionada de la música, la fotografía y los viajes, puedes encontrarme en primera fila de un concierto cualquiera, dando un paseo con la cámara por el Retiro o probablemente en alguna cafetería de Madrid, escribiendo mientras planeo mi próxima escapada.

Continúa leyendo