Vídeo de la semana

Los mejores trucos y pasos para cuidar la piel en la adolescencia

¿Cómo cuidar la piel en esta etapa de la vida? Aprende a controlar el acné o la dermatitis con estos trucos y consejos de experto.

piel adolescencia
Pexels

Con los cambios hormonales la piel cambia: se vuelve grasa y favorece la aparición de puntos negros y acné. ¿Sabes cuál es el mejor tratamiento para la piel adolescente, que devuelva a tu cara toda su belleza y salud? Desde FOREO nos desvelan algunas claves para llevar a cabo una rutina facial sencilla, rápida y eficaz con la que deslumbrar y cuidar la piel en esta etapa.. ¿A que estás deseando descubrirla? Presta atención, que empezamos…

¿Cómo cambia la piel en la adolescencia? 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) establece como adolescencia la etapa que va desde los 10 a los 19 años. Es un periodo vital de transición, que se caracteriza por cambios hormonales y físicos que marcan el paso de la niñez a la edad adulta. Esta transición, marcada por los cambios hormonales, resulta muy visible en la piel. El aumento de los niveles de andrógenos desencadena variaciones en la superficie cutánea, originando una sobreproducción de sebo, algo que cambia la condición de la piel, favorece la aparición de puntos negros y acné, así como algunas otras afecciones.

¿Por qué se originan las afecciones cutáneas en la adolescencia?

El acné, la piel grasa, la foliculitis y la dermatitis atópica son las principales afecciones cutáneas durante la adolescencia, pero ¿por qué se originan? Vamos a verlo…

  • Acné. Es la dermatosis más frecuente en esta etapa y se produce por la obstrucción de los poros, que origina el aumento del sebo y la presencia de bacterias.
  • Dermatitis atópica. En realidad, se trata de una enfermedad crónica que se prolonga desde la niñez y puede aumentar sus síntomas en la adolescencia.
  • Piel grasa. Se observa, sobre todo, durante la pubertad y se caracteriza por una piel brillante, con poros dilatados y de apariencia grasa. Se genera por la sobreproducción de sebo.
  • Foliculitis. Se desencadena cuando el folículo piloso se inflama y se infecta, aunque también puede producirse como consecuencia de una inflamación de los vellos enquistados.
piel adolescente
Pexels

Tratamiento de la piel adolescente: ¿qué necesita?

Resulta fundamental prestar especial atención a cinco claves:

  • Alimentación. Una dieta variada y equilibrada, con alimentos ricos en vitaminas y minerales como las frutas y verduras, es la eterna recomendación. Además, algunos estudios apuntan que una dieta con poca presencia de alimentos con elevado índice glucémico (azúcares refinados, sobre todo) y lácteos, mejora el estado de la piel con acné, ya que se reduce la secreción de andrógenos, sus principales responsables.
  • Protección solar. Proteger la piel, incluso en invierno, evita alteraciones que pueden durar toda la vida. Por eso, se ha de aplicar un protector con SPF alta (30 o 50) siempre que exista una exposición directa al sol. La recomendación pasa por utilizar uno ligero “oil free” con textura gel o ultrafluido.
  • Exfoliación. Con el aumento de la producción de sebo, los poros se pueden obstruir y favorecer los brotes de acné. Una exfoliación suave, con productos a base de arcilla una vez por semana es una ayuda para combatirlo.
  • Hidratación. Tener la piel grasa no significa tenerla hidratada, por lo que se debe aplicar un producto hidratante dos veces al día, tras la rutina de limpieza facial. La recomendación pasa por usar texturas ligeras “oil free” no comedogénicas y no olvidar la hidratación en el contorno de ojos.
  • Limpieza. Una rutina de limpieza facial es el epicentro para controlar el exceso de grasa, mantener a raya los puntos negros y el acné y conseguir una piel luminosa y sana.

Continúa leyendo