Micropigmentación y maquillaje permanente: pros y contras

Si te tienes que maquillar a diario o si tienes algún pequeño defectito en el rostro, la micropigmentación te puede ayudar. Eso sí, antes deberías leer qué tiene que decir al respecto nuestra dermatóloga.

Micropigmentación y maquillaje permanente: pros y contras

Ya en el Antiguo Egipto había una tendencia que se ha mantenido con el paso de los siglos y que consistía en pintar la piel y maquillar el rostro para resaltar determinados rasgos, como el perfil de los labios o el contorno de los ojos, como manera de diferenciarse entre los distintos estratos sociales. Esa costumbre ha continuado hasta nuestros días, aunque ya sin ningún objetivo clasista, sino puramente estético.

Como el maquillaje suele ser un proceso diario que en ocasiones lleva más tiempo de lo deseado, ya hace unos años se consiguieron “tatuajes” más o menos temporales que ayudan a que la tarea sea menos laboriosa cada día. Por otro lado, el exceso de depilación en la zona de las cejas o simplemente la ausencia de pelo en ellas, también ha llevado a que esa zona sea objeto de retoque diario, y con ello a la aparición de tatuajes que recuperarán visualmente la ceja sin tener que recurrir al lápiz de ojos o al trasplante de pelo.

El maquillaje permanente puede durar entre 6 y 18 meses

La micropigmentación consiste en la inoculación en la piel de pigmentos (tintas) con el fin de corregir, modificar o resaltar algún rasgo facial. También es conocido como “maquillaje permanente”, ya que la zona tratada mantiene la pigmentación aplicada entre 6 y 18 meses, dependiendo de la técnica usada, el tipo de piel y los pigmentos empleados.

maquillaje

Puede tener un objetivo puramente estético, como por ejemplo en los casos del perfilado labial, pero también puede tener un fin reparador en personas que han sufrido alguna enfermedad que ha afectado a sus cejas produciendo su pérdida o en pacientes intervenidas de cáncer de mama que han necesitado una reconstrucción mamaria y han perdido su areola y su pezón. En este último caso, la micropigmentación ayuda a recuperar el aspecto normal de la mama.

Quien decide someterse a un proceso de micropigmentación para resaltar algún rasgo facial debe saber que evidentemente dejará a un lado el lápiz para perfilar los labios o para retocar sus cejas durante un tiempo, pero que, si no le gusta el resultado, el pigmento puede tardar hasta 5 años en ser eliminado completamente, y durante ese tiempo, la pigmentación puede variar su color inicial.

Por otro lado, como todos los procedimientos estéticos, el arte de la persona que lo realiza juega un papel importante en el resultado final, ya que puede ser muy natural o, por el contrario, llamar la atención por su artificialidad.

Finalmente, se ha de saber que el procedimiento conlleva la realización de microincisiones en la piel que se va a tratar y por tanto puede aparecer inflamación local y una ligera costra en la zona tratada. Siempre se ha de buscar a un profesional experimentado que guarde unas condiciones mínimas de higiene durante el proceso para evitar cualquier tipo de infección.

Conoce a nuestra dermatóloga

cristina de hoyos

La doctora Cristina de Hoyos es dermatóloga y Directora Técnica en Clínicas Ceta. Experta en dermatología estética y terapeútica y en tratamientos capilares (tricología) e injerto de pelo por técnica FUE.

@DraDeHoyos
Síguela en Facebook
Clínicas Ceta

 

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS