Pequeños grandes trucos para aprovechar mejor los protectores solares

No te pierdas estas claves para sacar el máximo partido a las cremas solares, tan importantes en esta época del año.

Algunos mitos que desmitificar, muchos errores que aún cometemos y pequeños trucos para sacarle todo el partido a los protectores solares. Inma Jiménez, Training Manager de Sephora España nos aclara todas las dudas sobre estos productos y nos da las claves para usarlos de la mejor manera posible, sobre todo ahora que en verano su uso se vuelve imprescindible. ¡Toma nota de estos tips de experta!

Protección externa, sí - ¡pero también dentro de casa!

“Aunque, lógicamente, la exposición solar no es la misma en casa que estando al aire libre, los rayos UVA y UVB también penetran a través de los cristales durante todo el año – y además, en interiores a menudo estamos expuestos a los efectos de la luz azul de las pantallas”, explica Inma Jiménez. “Por eso recomendamos usar un buen fotoprotector de amplio espectro a diario, siempre, incluso dentro de casa”.

30, el número mágico

“La American Academy of Dermatology confirma que un factor de protección 30 es suficiente  para minimizar los efectos negativos de la exposición solar”, explica la especialista de Sephora. “Eso sí: siempre y cuando se aplique en una capa generosa y se reaplique cada dos horas para mantener el nivel de protección esperado de forma constante”, aunque recuerda, si tienes una piel muy clara y/o una exposición solar extrema, tendrás que re aplicar la protección solar mucho más a menudo y es recomendable buscar un SPF50.

solares
iStock

Zonas en ocasiones olvidadas

“Los días de alta exposición, si no cuentas con protección solar para la cabeza o para el cuero cabelludo, se puede recurrir a la crema del rostro y ayudar a extenderla por la raíz con un bastoncillo, por ejemplo. Esto evita quemarse la raya y protege el cuero cabelludo”. Lo mismo pasa con las cejas y los labios, ten en cuenta que estas zonas son las más delicadas y también necesitan protegerse del sol. Los productos en stick para estas zonas son los más recomendables. También es recomendable usar sombrero y gafas de sol para proteger estas zonas del cuerpo.

Cuidar el contorno

“A menudo no protegemos el área del contorno de los ojos por miedo a que el fotoprotector entre en ellos y los irrite, pero esto es un error: esta zona tiene la piel más frágil del rostro y agradece especialmente el cuidado solar para prevenir la aparición de manchas y de arrugas. Para extender mejor el producto, aconsejo aplicarlo primero en el dorso de la mano y luego, con mucha suavidad, extenderlo con la yema del dedo a tapeteos o toquecitos”, comenta Inma.

Protección en diferentes formatos

“No sólo los fotoprotectores nos protegen de los rayos del sol: las cremas de día, las bases de maquillaje, las brumas y sprays o los polvos a menudo también incluyen algo de SPF. No solo no pasa nada por usarlos todos, sino que además nos aseguran una mejor protección – incluso si los aplicamos en capa fina, pues actúan en sinergia”, dice la Training Manager de Sephora para España y Portugal.

Continúa leyendo