¿Por qué es importante una limpieza de cutis a fondo?

Poros obstruidos, puntos negros, menor eficacia de los tratamientos faciales… Todo esto es lo que puede pasarte si no limpias a fondo la piel del rostro.

¿Por qué es importante una limpieza de cutis a fondo?

Limpiar la piel de la cara no consiste únicamente en quitarnos el maquillaje del día. Este gesto beauty encierra más peculiaridades de las que crees. ¡Atenta!

Lo ideal, como bien sabes, es limpiar la piel del cutis dos veces al día (mañana y noche). Por la noche retiras todo lo que sobre ella se ha ido acumulando como la polución, el maquillaje, el sudor, toxinas varias… Y por la mañana, todo el sebo que la piel ha producido mientras dormías. Si no retiras la suciedad, los poros se obstruirán. Esto será el principio de unos poros dilatados que se ensucian con más rapidez haciendo que aparezcan los dichosos puntos negros.

Por otro lado, la piel que no está convenientemente limpia no tendrá la misma capacidad receptiva que la que sí lo está. Nos estamos refiriendo a la receptividad a posteriores tratamientos como antiarrugas, antimanchas, nutritivos, etc.

Llegadas a este punto ya habrás sacado la acertada conclusión que para tener una piel envidiable, un paso indispensable es una correcta y efectiva limpieza.

Pero, ¿cómo? Tu rutina de limpieza debe comenzar con la aplicación de una leche o gel limpiador y continuar con el tónico (¡no te olvides de él!). Una vez por semana te vendrá bien hacerte un peeling para liberar la piel de células muertas y demás impurezas. ¿Sabes qué es lo último? Hacerte la limpieza con un cepillo eléctrico. En un minuto estarás lista y tu piel más que limpia. Nosotras nos quedamos con el cepillo Clarisonic (disponible en www.clarisonic.es y en Sephora).

Continúa leyendo...

COMENTARIOS