Problemas de belleza a cualquier edad

A cualquier edad, la belleza femenina deslumbra con la mirada, el gesto y la piel. Clinique nos da las claves para sacarnos partido con los productos adecuados y los trucos de maquillaje que nunca te habían contado.

Belleza 20 años

A LOS 20 AÑOS

 Según el doctor David Orentreich, dermatólogo de Clinique, "a los veinte años los problemas más frecuentes son la piel mixta, los poros dilatados y los granitos". Jenna Menard, Makeup Color Artist de Clinique, recomienda "la base de maquillaje Superbalan-ced Makeup, para las pieles mixtas, ya que absorbe y controla el exceso de sebo y aporta hidratación extra solo donde es preciso.

Si tienes granitos, necesitas una base que controle la grasa y reduzca los poros. Busca una cobertura media y un acabado mate. Aplica el maquillaje directamente sobre el granito y repite la operación con un corrector especial que contenga algún tratamiento para acné. Los tonos más idóneos son los de un matiz más claro que el de tu piel, para facilitar el camuflaje. Si tienes poros dilatados utiliza bases con acabado mate o semimate. Los correctores de poros puedes aplicarlos debajo de la base para preparar la piel. Aplicar polvos encima de la base te ayudará a que dure más y no salgan brillos. Lo mejor es aplicarlos con brocha".

 

Belleza 30 años

A LOS 30 AÑOS

"Cuando se entra en los treinta aparecen las manchas –advierte el doctor Orentreich–. Además, surgen las ojeras y las primeras arrugas. Si este es tu caso, toma nota de los consejos de Jenna Menard: “Para camuflar las ojeras, prepara la piel con Even Better Eyes Dark Circle Corrector, de Clinique, que fortalece el contorno de los ojos haciendo que sea menos transparente. Aplica después un corrector más claro que tu tono de piel antes de la base de maquillaje. Fíjalo luego con polvos sueltos. Evita las sombras nacaradas y oscuras, y el delineador en el párpado inferior.

Para prevenir y camuflar las manchas emplea bases con SPF. Si buscas una cobertura muy completa, usa una brocha, pero si la deseas más ligera, utiliza una esponja o los propios dedos. Comienza desde el centro hacia los extremos, y repite solo en las zonas que necesitan más cobertura. Para iluminar tu rostro, emplea corrector de un tono más claro que tu tono de piel en el área de los ojos: desde la zona de las ojeras hasta la parte alta de los pómulos y las sienes, encima de las cejas y entre estas, y en el arco de la nariz. Finaliza difuminándolo todo.”

Belleza madurez

EN LA MADUREZ

A los cuarenta la piel va perdiendo firmeza, su sistema de soporte se debilita y, en ciertas zonas, el tejido se vuelve más fino. Según el doctor Orentreich, "la piel se vuelve más seca porque tiene menos grasa y el ácido hialurónico reduce su habilidad de almacenar hidratación, al tiempo que el tejido elástico se va debilitando". Pero para todo hay trucos, como señala Jenna Menard: "En estos casos lo ideal es utilizar una base de maquillaje de un tono más claro que el de tu piel con el fin de iluminar y dar relieve al rostro.

Si la piel es seca, necesita un maquillaje que aporte hidratación extra. La mejor herramienta para extender la base son los dedos. Si necesitas camuflar bolsas usa una base de un tono más oscuro que el de tu piel sobre la hinchazón y un tono más claro alrededor de la zona. A continuación, matiza con polvos. Si tienes un pliegue desde las aletas de la nariz hasta los extremos de los labios, tu mejor aliado es un corrector cremoso muy claro, como Line Smooth Concealer, de Clinique, para dar volumen a la zona. Para terminar, unifica el tono con la base de maquillaje y matiza con polvos sueltos".

Imágenes de Antonio Terrón

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS