¿Quieres una piel radiante esta primavera? Esto es lo que tienes que comer

Algunos alimentos pueden hacerte tener una piel mucho más flexible, hidratada y sana. ¡Toma nota de los más interesantes!

Todas sabemos que una buena nutrición es importante para gozar de una buena salud y para prevenir de enfermedades, pero muchas personas no se dan cuenta de que lo que comemos también puede afectar a la piel. Si bien muchas de nosotras utilizamos todo tipo de cremas y sueros para la piel para mantenerla joven y en buen estado, ¿sabías que ciertos alimentos pueden influir más en su aspecto que la cosmética? Estos son los alimentos que te ayudarán a tener una piel radiante esta primavera (y siempre). 

Salmón: El salmón y otros pescados ricos en omega-3 como el atún y el arenque pueden ayudar a mantener la piel hidratada y al mismo tiempo reducir la inflamación, asociada por ejemplo, al acné. Los ácidos grasos omega-3 ayudan a mantener la piel flexible, y una deficiencia de esta importante grasa esencial puede provocar sequedad en la piel. Y aquí hay otra razón para comer más pescado a medida que se acerca el verano: diversos estudios indican que las grasas omega-3 pueden ofrecer cierta protección a la piel contra los dañinos rayos UV. El pescado graso también contiene proteínas, necesarias para mantener la salud de la piel y vitamina E, un antioxidante liposoluble que ayuda a proteger la piel de los radicales libres y la oxidación.

Uvas: Las uvas moradas y rojas son ricas en flavonoides, fitoquímicos que protegen la piel, y resveratrol, un antioxidante que protege la piel del envejecimiento. Además de proteger la piel del envejecimiento, estos compuestos también pueden proteger contra las enfermedades cardíacas, el cáncer y el proceso de envejecimiento en general.

uvas
Pexels

Aguacates: Los aguacates son ricos en grasas monoinsaturadas saludables, que ayudan a mantener la piel hidratada y flexible. Estas grasas saludables también protegen el corazón y pueden mantener saludables los niveles de colesterol. Los aguacates también contienen vitaminas C y E, antioxidantes que ayudan a proteger la piel de los radicales libres y el daño oxidativo. La vitamina C también es importante para una piel sana; ayuda a crear colágeno, proteína del tejido conectivo que ayuda a mantener la piel fuerte. Los aguacates también contienen luteína y zeaxantina, que pueden mejorar el tono de la piel.

Tomates: Los tomates son ricos en vitamina C y licopeno, el antioxidante de la vitamina A que le da a esta fruta su color rojo. Tanto el licopeno como la vitamina C pueden proteger la piel del daño solar y del desgaste diario y la oxidación. La vitamina C en los tomates también ayuda a mejorar la elasticidad de la piel.

Nueces: Las nueces son un alimento perfecto para una piel sana. Son una buena fuente de ácidos grasos omega-3, grasas esenciales que el cuerpo no puede producir por sí solo. Contienen propiedades antiinflamatorias, ayudando a proteger la salud de nuestra piel. Las nueces contienen antioxidantes como el selenio y la vitamina E, que ofrecen protección y evitan la oxidación por el desgaste diario. También proporcionan proteínas y zinc, que son buenos para la salud de la piel.

Continúa leyendo