Cremas: manual de uso y componentes

Te ayudamos a poner orden entre tantas cremas diferentes, descubrir qué ingredientes contienen y cuándo debes utilizarlas.

Cremas

LLegado el verano a muchas mujeres les asalta la duda: ¿Qué cremas utilizo?, ¿Cómo me aplico las cremas? o directamente nuestra cabeza enloquece con tantos tipos de cremas e ingredientes: ¿La hidratante, la nutritiva, la regeneradora, la tensora, el sérum de vitaminas, la crema para tratar las manchas o la protección solar? marie-claire.es te ayuda a poner orden y a descubrir qué contienen tus cremas y cuándo debes utilizarlas.

Contamos con la ayuda profesional de la Doctora Sánchez-Bayton, directora de la Clínica Bayton, para descubrir lo que esconden nuestras cremas. Además, nos explica la forma adecuada de utilizarlas. No puedes perderte esta información tan valiosa para tu piel.

¿Qué contienen mis cremas?

Antes de utilizar una crema y comenzar una rutina de cuidados, te recomendamos que te pongas al día sobre qué ingredientes llevan tus cremas y cuáles son los necesarios para tu piel.

La mayoría de las cremas que utilizamos y necesitamos son las conocidas como antiedad. Éstas deben contener sustancias antiedad en forma de vitamina A,C,E, oligoelementos (como el zinc, selenio, silicio) y antirradicales libres (como las pepitas de uva, el té verde...).

Por otro lado, es fundamental tener en cuenta no elegir una crema con una lista de ingredientes interminable. Nuestra piel necesita determinados componentes concretos para que sean efectivos. El uso de aditivos químicos puede excusarse si figura en la fórmula un componente natural en cantidades considerables, ya que necesitará de gelificantes o emulgentes para proporcionar a la mezcla textura.

¿Cómo y cuándo uso mis cremas?

Es muy fácil, solo necesitas cumplir un orden. Por el día, en verano, es imprescindible la crema de protección solar. Se debe aplicar a primera hora de la mañana como crema hidratante, con la piel limpia (nunca aplicarla sobre maquillaje o crema hidratante). Cada dos horas y tras el baño, si estuviéramos en la playa o piscina, repetimos aplicación.

Por la tarde, al volver de la playa o piscina, aplicamos sobre la cara limpia un sérum hidratante, preferentemente de ácido hialurónico, ya que es uno de los activos estrella. Posteriormente, usamos la crema habitual de día y nuestra rutina de día estará perfectamente cumplida.

Una vez que es de noche, limpiamos la piel y aplicamos un sérum de vitamina C para después del sol que nos va a prevenir de manchas y arrugas. Además, unificará el tono de la piel proporcionando luminosidad. Sobre el sérum, ponemos una crema regeneradora de noche y nuestra piel estará cuidada eficazmente hasta el día siguiente.

Para que no te quede ninguna duda sin solucionar, en nuestra galería te explicamos los 10 componentes más importantes que llevan las cremas.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS