¿Qué puedes conseguir con un correcto peeling facial?

La guía perfecta para un peeling facial… cómo hacerlo, qué diferencias hay entre tipos de piel, qué tratamientos se recomiendan, qué productos. Nuestra dermatóloga responde a todas las preguntas.

¿Qué puedes conseguir con un correcto peeling facial?

Nuestra piel se descama a diario para regenerar la capa más superficial y eliminar todas las células muertas que se van formando, logrando que, cada mes, la superficie de la piel esté formada por células completamente distintas a las del mes anterior. En ocasiones este ‘pelado’ sutil no es lo suficientemente rápido para hacer que nuestra piel luzca perfecta. Por otro lado, no afecta a capas profundas, por lo que no se eliminarán defectos que puedan estar presentes en capas intermedias.

Existen distintos tipos de peeling teniendo en cuenta la profundidad a la que actúan, el tipo de defectos al que van destinados o si se realizan a domicilio o en consulta. Debemos empezar por decir que cualquier peeling que busque eliminar un defecto concreto y que para ello precise de cierta ‘agresividad’ en su procedimiento debe realizarse siempre por un médico especializado en este campo que conozca los posibles efectos adversos que puedan aparecer y tenga la habilidad para evitarlos o contrarrestarlos en el caso de que lleguen a suceder.

El éxito de cualquier peeling que se realiza en consulta pasa por la elección adecuada. Un peeling mal indicado puede dar lugar no sólo a una no resolución del defecto que se quería eliminar, sino incluso a un empeoramiento de la lesiones. Fototipos muy altos, es decir, pieles muy oscuras o pieles muy sensibles pueden tener reacciones poco deseadas con consecuencias en ocasiones difíciles de resolver.

Pieles oscuras o pieles muy sensibles pueden tener reacciones poco deseadas

¿Qué puedes conseguir con un correcto peeling facial?

Una vez que se decide realizar el peeling, el siguiente paso importante es la preparación previa. Se lograrán mejores resultados si durante al menos un mes antes hemos preparado la piel para este procedimiento, básicamente aplicando diariamente cremas ricas en sustancias que aceleran el proceso fisiológico de la descamación, favoreciendo una mayor penetración del peeling cuando se realice. ¿De qué sustancias hablamos? Principalmente del ácido retinoico y los alfa-hidroxiácidos, entre los que se encuentra el ácido glicólico, ambos grandes aliados para combatir manchas y marcas de acné.

Por último, llegado el momento de realizar el peeling, debemos tener en cuenta qué efecto buscamos y elegir las sustancias que más nos ayuden a conseguir un mejor resultado. Por ejemplo, en pacientes con acné leve y mucho comedón (puntos negros) un peeling de ácido salicílico nos ayudará a controlar el exceso de grasa y a eliminar los puntos negros además de cerrar el poro. En pacientes con marcas de acné pasado o con pieles apagadas y con alguna arruga muy incipiente, el peeling de ácido glicólico ayudará a mejorar la textura de la piel y a disimular pequeñas arrugas. Si el problema principal son las manchas, ya sean causadas por el sol, los léntigos o las que aparecen debido a un efecto más hormonal, los melasmas, un peeling que contenga sustancias como el fenol, el ácido tricoloacético, el ácido glicólico o el ácido retinoico, pueden mejorar la apariencia de la piel. Estos últimos son peelings que deben realizarse con más precaución, debido a que su penetración es más profunda y una mala aplicación puede dar lugar a consecuencias inesperadas.

Si tienes dudas de cómo proceder, o no sabes si tu caso puede ser tratado con un peeling, consulta con tu dermatólog@. Te orientará para encontrar la mejor solución a tu problema.

Conoce a nuestra dermatóloga

cristina de hoyos

La doctora Cristina de Hoyos es dermatóloga y Directora Técnica en Clínicas Ceta. Experta en dermatología estética y terapeútica y en tratamientos capilares (tricología) e injerto de pelo por técnica FUE.

@DraDeHoyos
Síguela en Facebook
Clínicas Ceta

 

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS