Dime qué tipo de ojeras tienes y te diré cómo borrarlas para siempre

Aunque no lo creas, no se deben a la falta de sueño. Hay motivos genéticos e incluso nutricionales detrás de estas antiestéticas bolsas en los ojos. Eso sí, sea cual sea el motivo puedes borrarlas en una sola sesión.

Tipos de ojeras
Getty

Para muchas mujeres combatir con las ojeras es una tarea habitual. Sin embargo para otras personas las ojeras solo son consecuencia de una mala noche... ¿Cómo? ¿Cuándo? o ¿Por qué? Resolvemos todas las dudas más habituales con ayuda de una equipo médico. 

La genética: personas que tienen antecedentes familiares ofrecen mayor predisposición a desarrollar ojeras.

La raza: las personas pertenecientes a la raza mediterránea se caracterizan por tener mayor pigmentación debajo de los ojos que las personas pertenecientes a razas menos oscuras.

La edad: paso del tiempo provoca que la piel pierda su elasticidad y haciendo que ésta también se más fina y delgada. Una piel fina permite que los vasos sanguíneos, que a su vez está más dilatados, pueda apreciarse de una forma más evidente. 

Diversas enfermedades: como la alergia, la conjuntivitis y la aparición de eccemas, hacen que al frotarse los ojos, esa zona de la piel, que es la parte más delicada de la cara, pueda irritarse y provocar una acumulación de sangre en las venitas de esa zona, provocando la aparición de las ojeras.

 Por tanto, a cada tipo de ojeras se aconseja un tratamiento adecuado para eliminarla. 

Ojeras por pérdida de elasticidad de la piel por flacidez. Estas ojeras suelen aparecer a medida que pasa en tiempo. Son frecuentes en personas de edad avanzada y se relacionan con la aparición de las arrugas. Pueden ser tratadas con mesoterapia, factores de crecimiento, ácido hialurónico de hidratación, silicio y aminoácidos, así como con radiofrecuencia, peeling o láser. 

Ojeras hundidas. Este tipo de ojeras se debe a la aparición de surcos en la zona y desplazamiento de las bolsas grasas que pueden tratarse con infiltraciones con ácido hialurónico consiguiendo eliminar el aspecto de cansada de la paciente. 

Ojeras de coloración. El mejor tratamiento para este tipo de ojeras es la prevención de las mismas a través de protección solar pero pueden tratarse con peeling y cremas despigmentantes

Ojeras por problemas circulatorios. Este tipo de ojeras son de color morado o azulado. Estas ojeras se hacen más evidentes con el paso de los años, ya que como hemos explicado antes, a medida que van pasando los años, la piel se vuelve más fina y transparente. Pueden mejorarse con cremas de vitamina K y drenajes. 

Ojeras transitorias. Como su nombre indica, son ojeras que aparecen de forma puntual debido a la falta de sueño o alguna patología concreta. Estas ojeras ceden por sí mismas, aunque, en un momento dado, pueden mejorar con masajes, drenajes y compresas frías

Para prevenir su aparición recomendamos:
* Hidratación. Es fundamental beber entre 1,5 y 2 litros de agua al día para hidratar bien la piel y el resto del organismo. 
* Protección solar. Los rayos ultravioletas son cada vez más daniños. Es importante proteger la piel de estos rayos, todo el año, incluso en días nublados. La ojera al recibir estos rayos que alteran la melanina de la piel, pueden llegar a oscurecerse y resultar más evidentes. 
* Descanso reparador. Importante también obtener el descanso de 8 horas diarias. 

Para elbaorar este contenido hablamos con el equipo médico de la Clínica Nazaret Romero.

CONTINÚA LEYENDO