Razones por las que el relleno de labios no queda natural

Te contamos todo lo que tienes que saber sobre este procedimiento estético y por qué el resultado a veces no queda tan bien como nos gustaría.

El relleno de labios con ácido hialurónico es uno de los tratamientos estéticos más demandados a todas las edades. Bien por genética, bien por el paso del tiempo, el labio puede presentar un aspecto demasiado fino o asimétrico que se puede mejorar con la medicina estética. Sin embargo, en ocasiones el resultado no es todo lo natural que se desea. La doctora Gema Pérez Sevilla, cirujana maxilofacial y experta en medicina estética facial, nos explica las razones por las que el labio no siempre queda armónico y natural, tras el tratamiento. 

Aunque con la mascarilla, la boca ha perdido protagonismo en favor de la mirada, es una zona que siempre ha preocupado mucho. Por nacimiento o por el paso del tiempo los labios pueden ser demasiado finos e incluso presentar asimetrías, que se pueden corregir con el ácido hialurónico. Aunque las técnicas y los productos que se emplean actualmente permiten, en general, conseguir resultados naturales y armónicos, en ocasiones no es así. La doctora Gema Pérez Sevilla cita las razones por las que los rellenos de labios no quedan perfectos:

  • Las proporciones entre el labio superior y el labio inferior se encuentran alteradas. El superior debe ser 4/5 del inferior.
  • Porque hay un realce no adecuado del primer tercio medio del labio, que proyecta hacia abajo.
  • Por un perfilado demasiado grueso que hace perder la elegancia del labio.
  • Por perfilar el arco de Cupido demasiado ancho, lo que le da al labio un aspecto más plano.
  • Por un exceso de producto de relleno que produce ‘bolitas’ que se hacen más evidentes al sonreír.
  • Por una mala prescripción del relleno para labios que, anatómicamente, no son favorables para realizar un aumento.
  • Por usar producto demasiado denso que, aunque esté inyectado en cantidad adecuada, empuja las glándulas salivares del propio labio y hace que también se vean ‘bolitas’.
  • Por exceso de producto en el labio rojo que, al no tener espacio suficiente, migra hacia el labioblanco, engrosándolo y dándole artificialidad.

Por todo ello, lo aconsejable es ponerse siempre en manos de profesionales de prestigio que conozcan la técnica y los productos de relleno para que puedan valorar cada caso de forma personal, para conseguir el mejor resultado: una boca más bonita y armónica.

¿Cómo me cuido los labios después del procedimiento?

El paciente se puede incorporar a su vida normal de forma inmediata. La doctora Paloma González, quien realiza en Chamberí Dental en torno a 12 intervenciones diarias y especialista en conseguir resultados naturales ‘a pedir de boca’ nos cuenta todo sobre los cuidados en casa:

  • Aplicar frío en la zona las primeras horas.
  • Desinfectar las manos durante los primeros días antes de tocarse los labios.
  • Aplicar una crema tópica indicada para prevenir la aparición de hematomas.
  • Masajear según las indicaciones del especialista.
  • Hidratar bien la zona y rematar con una crema con protección solar.
  • Importante: por precaución, se recomienda esperar dos semanas antes de recibir la vacuna contra la COVID-19 para evitar una posible (aunque muy minoritaria) reacción inmune.

Continúa leyendo