¿Sabes desmaquillarte correctamente?

Te damos unos sencillos trucos para que te desmaquilles de la manera correcta y sin dañar la piel de tu rostro. ¡Atenta!

¿Sabes desmaquillarte correctamente?

Desmaquillarte es un paso importante que debes hacer de manera correcta para no dañar el cutis y evitar posibles problemas en él, como alergias o manchas. Usar los productos correctos según tu tipo de piel o zona a limpiar es tan importante como hacerlo siguiendo los pasos en el orden correcto.

Paso a paso. Lo primero que debes hacer es desmaquillarte los ojos y los labios con un producto adecuado (te explicamos más abajo por qué). A continuación, debes aplicar la leche limpiadora (si tienes la piel seca) o el agua micelar (si es normal o mixta) que elimina todo el maquillaje y los restos que hayan podido quedar en ojos y labios. Una vez limpia la zona, conviene aplicar un tónico que elimine lo que haya quedado y al mismo tiempo hidrate y refresque la piel. Luego solo tienes que aplicar una crema nutritiva especial para la noche y dejar que tu rostro amanezca al día siguiente perfecto.

Ojos y labios. Como te hemos mencionado, lo primero que debes hacer es desmaquillar los ojos y labios con uno de los productos específicos que existen. Al ser una zona tan sensible se requieren unos cuidados mayores, por lo que estos productos aportan una dosis extra de hidratación y consiguen limpiar en profundidad. Es muy importante que este sea el primer paso para poder retirar el grueso de eyeliner, máscara de pestañas y labial. Debes aplicar el producto en un algodón y a continuación masajear suavemente pero sin presionar demasiado. En las pestañas debes pasar el algodón de abajo hacia arriba a pequeños toques para conseguir eliminar toda la máscara.

¿Te sabes desmaquillar correctamente?

Tipo de piel. Los consejos para desmaquillarte varían dependiendo del tipo de piel que tenga cada mujer. Si tu piel es seca lo más importante que debes hacer es hidratar por lo que es recomendable que uses productos en forma de leche limpiadora o aceite, pero no jabones. Estos, por su parte, son lo más recomendados si tienes la piel sensible, es pues al ser naturales no la agreden. Si tu piel es mixta, uno en forma de mousse o gel es el ideal, aunque el agua micelar tiene como ventaja su acción calmante, además de ser mucho más hidratante. Por su parte, si tienes la piel grasa los aceites la perjudicaran, por lo que debes utilizar un producto que haga de secante y absorba el exceso de sebo, como los geles.

¿Toallitas o productos? Si nunca tienes tiempo de desmaquillarte tu solución para no perderlo es utilizar toallitas en vez de productos, además de que son perfectas para llevar en el bolso todo el día. Pero tienes que tener en cuenta si eliges esta opción que resecan más el cutis, por lo que tras su uso debes utilizar una crema hidratante. Procura además que no contengan perfumes, con el fin de evitar rojeces y reacciones, y elegir la adecuada para tu tipo de piel pues ahora mismo existen especiales para pieles sensibles, normales y mixtas.

Y recuerda, siguiendo estos sencillos pasos y utilizando los productos indicados día a día la piel de tu rostro estará perfecta siempre. ¡Lúcela!

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS