4 tendencias en cejas que arrasarán este otoño/invierno (y que desearás probar)

Las cejas son uno de los elementos faciales más característicos de cada mujer. Dependiendo de una silueta u otra nuestra expresión puede cambiar y ser motivo, incluso, de moda. ¿Quieres conocer las últimas tendencias sobre el diseño de estas? Te contamos todo, a continuación.

La forma de tus cejas puede cambiar por completo tu rostro y alterar la intensidad de tu mirada. Lo hemos comprobado infinidad de veces, aunque, enfocándonos en la pasarela, las tendencias de otoño 2022 han hablado alto y claro sobre ellas. Desde las cejas finas con influencias noventeras a las cejas despeinadas, pasando por las decoloradas e, incluso, coloreadas (como Lizzo y la modelo Slick Woods en versiones moradas), las cejas no escapan a las tendencias beauty y, especialmente, este 2022/23 ocupan un espacio destacado. Tampoco faltan ejemplos de cejas tupidas y definidas que, una temporada más, continuarán encabezando las tendencias del próximo otoño. Modelos que brindan una definición impecable, un aspecto pulido y enmarcan una mirada de infarto. Y es que, con o sin máscara de pestañas, el foco está más que nunca en los ojos: de ahí la importancia de seguir la moda en materia de cejas.

La importancia de este elemento se amplifica en el sector de la belleza y cada vez juega mayor importancia. Por ello, también es vital mantenerse al tanto de las tendencias en torno a ellas y descubrir si, por algún capricho del destino, nuestra silueta ideal se encuentra entre estas opciones en auge. Para desengranar en detalle todas las novedades en materia de cejas contamos con Rosa Roselló, directora de formación de Druni, quién nos explicará, opción a opción, qué son y porqué están de moda hoy día. ¿Quieres saber más? Sigue leyendo. 

Backcombing: el truco para que tus cejas luzcan más tupidas

"El aspecto de las cejas backcombing se traduce en volumen y definición. Hazte con un goupillón y peina los pelos de las cejas en sentido contrario a su crecimiento natural, es decir, hacia el cuero cabelludo, para levantarlas y darles volumen. La clave reside en fijarlas con geles para cejas transparentes o con color. Los geles para cejas te permiten cepillarlos en la forma deseada, crear más textura y acentuar su brillo natural. De este modo conseguiremos la ilusión de unas cejas más pobladas, suaves y esponjosas" explica Roselló. 

"El backcombing ha demostrado ser la técnica ideal para darles un impulso real y un aspecto más completo, casi masculino y, además, son muy fáciles de conseguir. Para encontrar el gel para cejas perfecto, navega entre fórmulas con ingredientes humectantes y acondicionadores, como ceramidas, aceite de ricino, aceite de oliva o aceite de marula, que promuevan el crecimiento del cabello y la salud general de las cejas", continúa. 

Cejas laminadas al más puro estilo de Hailey Bieber

Esponjosas, tupidas y al natural, las cejas de Hailey Bieber cepilladas sin esfuerzo (y quizás con un toque de gel transparente para mantenerlas en su lugar) han marcado tendencia en las Redes Sociales. El compañero perfecto para una piel perfecta son las cejas. Lo ideal de esta tendencia es que requiere poco maquillaje, tan solo una capa de gloss para completar el look.

"El laminado de cejas lleva muchos años entre nosotros. De hecho, la modelo Cara Delevingne lo ha usado en muchas ocasiones para poner en su sitio sus cejas rebeldes. Este efecto se consigue a través de un tratamiento químico que sirve para mantener los pelos en su sitio. Sin embargo, se puede conseguir peinando y fijándolas con geles transparentes y luego rellenando la ceja con un lápiz o sombras. Es el acabado perfecto para cualquier persona cuyos pelos de las cejas tengan una dirección irregular y que, además, tenga espacios entre dichos pelos o que quiera ese aspecto arreglado y cepillado que otorgan", cuenta nuestra experta 'beauty'. 

Vuelven las cejas ultrafinas de los 90's

En contraposición a las tendencias anteriores, las cejas ultrafinas con reminiscencias noventeras son la predilección de muchas celebrities. Seguro que recuerdas a Cindy Crawford, Naomi Campbell, Kate Moss o Christy Turlington, todas las supermodelos de los 90 llevaban unas cejas finas y alargadas y, en la actualidad, esta tendencia parece estar resurgiendo. Y es que, la influencia Y2K, fruto de la nostalgia de la época, continua no solo en la moda sino también en el ámbito beauty. "Las cejas finas vuelven a llevarse y así lo confirman celebrities como Bella Hadid o Rosalía, pero recomiendo probar primero a probar borrando una parte de las cejas para afinarlas con corrector o base de maquillaje de alta cobertura. De esta manera conseguirás ese efecto de ceja ultrafina, pero sin depilarlas", cuenta Rosa Roselló. 

Cejas decoloradas: una tendencia que regresa para los más valientes

Si te gusta vivir en la nostalgia de las tendencias que llegaron justo antes de tu tiempo, esta es para ti. Las cejas decoloradas, apenas visibles, se están volviendo trendy este año. Son un homenaje a la estética Y2K y a los looks de finales de los 90. De hecho, las cejas decoloradas eran súper populares en ese entonces, por lo que todo apunta a que volverán, pero solo son aptas para las personas atrevidas. Celebrities como Lila Grace, hija de Kate Moss, las hermanas Gigi y Bella Hadid o Kendall Jenner ya han sido presas de esta singular tendencia. 

"Tal y como he apuntado en las cejas ultrafinas, no tienes por qué decolorarte las cejas. Además de provocarte quemaduras por el proceso de decoloración, el resultado puede que no te guste. Para ello, lo ideal es aplicar gel o una cera de cejas para fijarlas muy bien y, a continuación, aplicar una base de maquillaje en stick que cubra muy bien. De este modo conseguiremos ese efecto de cejas borradas sin tener que depilarlas ni decolorarlas", finaliza Rosa Roselló. 

Fátima Moyano

Fátima Moyano

Periodista casi sin querer, queriendo más que nunca al periodismo. Sin la moda, un buen café y mi playlist favorita de los 2000's no podría levantarme cada mañana. Amante del papel, pero escribiendo en digital. Un día descubrí la Alta Costura y desde entonces supe que no quería trabajar en otro sector. ¿Entre mis sueños? Un amanecer en París, con vistas al Sena y un croissant recién horneado cerca, soy una foodie empedernida que le voy a hacer.

Continúa leyendo