Tus primeros antiarrugas

¿Cuándo debemos comenzar con los antiarrugas? ¿Cuál elegir? ¿Cómo se deben aplicar? Acalaramos todas tus dudas.

Primeros antiarrugas

Cremas antiarrugas, contornos de ojos, sérums... un sinfín de productos que no sabemos cuándo, cómo o para qué los debemos utilizar.

Una de las mayores preocupaciones de las mujeres a nivel de belleza es la aparición de las arrugas y, aunque hay quién dice que “la arruga es bella” y forma parte de nuestra historia, mejor será retrasar su aparición.

Para ayudar a que este paso sea más sencillo tienes que poner de tu parte y tomar en serio tu piel. Hidratación, limpieza y protección son elementos claves para que el nacimiento de las primeras líneas de expresión se aleje.

¿Cuándo debo empezar a usar cremas antiarrugas?

Las arrugas no solo aparecen por el paso del tiempo si no porque los agentes externos (estrés, tabaco, radiación solar) inciden en nuestra piel haciendo que se inicie un fotoenvejecimiento prematuro.

Para evitar que las líneas de expresión se marquen excesivamente pronto es recomendable utilizar crema hidratante a diario, de día y de noche. Por supuesto, no debes olvidar la protección solar en verano pero también es estrictamente necesaria en invierno.

A partir de los 25 años estas recomendaciones se convierten en obligaciones ya que el rostro comenzará a perder luminosidad y tono. El siguiente paso es la aparición de las primeras arrugas. Por supuesto, la genética tiene mucho que ver en esto pero, en líneas generales, a partir de los 25 debes tener un poco más en cuenta la piel de tu rostro.

Es importante no aplicar cremas antiarrugas si no tienes esta edad porque no lo necesitas. Simplemente hidrata tu piel, cuídala diariamente pero sin productos específicos para las arrugas. La razón es muy sencilla, puedes provocar el efecto contrario al que deseas y en vez de prevenir, sufrir irritaciones por compuestos específicos de estas cremas como el retinol.

Distintos tipos de piel

Efectivamente, cada una tenemos una piel y los efectos del paso del tiempo y del fotoenvejecimiento son muy distintos.

Las pieles grasas son las más afortunadas en estos casos ya que las arrugas aparecerán más tarde. La razón es que este tipo de pieles mantienen por más tiempo la hidratación y las pieles secas o incluso mixtas, la pierden antes.

Entre los 25 y los 30 años es cuando comienza este proceso de deshidratación, por eso el  cuidado de la piel es siempre imprescindible para mantener por más tiempo la hidratación.

Cómo aplicar las cremas antiarrugas

Los expertos recomiendan tener siempre una buena rutina de cuidado de la piel y un complemento antiarrugas. Para que este cuidado sea correcto siempre debemos hacer una limpieza del rostro, tonificarlo y a continuación, hidratarlo.

Cumplidos estos pasos, es cuando aplicamos un tratamiento antiarrugas. Primero, aplica un contorno de ojos, tanto de día como de noche. Es imprescindible cuidar esta zona para que las marcas no vayan a más.

Después, la rutina debe continuar con una crema específica antiarrugas que puedes combinar con un sérum o aplicarla sola. Marcas como Clarins, Nivea o Kiehl's tienen productos específicos para los primeros signos de envejecimiento.

Si optas por utilizar también un sérum, entonces tu edad ya ronda los 30 y buscas profundizar más en tu cuidado. Aplica el sérum antes que la crema hidratante para que actúe en las capas más profundas de la piel y además así, conseguirás potenciar el efecto de tu crema.

Etiquetas: antiarrugas

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS