Belleza -- Cara

24 quilates: Oro para tu piel

El dorado, el color del champán, del glamour y de la magia, monopoliza el maquillaje de fiesta. Además de otorgar sofisticación, puedes beneficiarte de los reflejos para disimular pequeñas imperfecciones. Juega con las intensidades del bronce para esculpir el rostro aplicando los tonos oscuros en la parte que se broncea antes (pómulos y barbilla), y utiliza los más claros para iluminar las zonas altas (contorno de las cejas, nariz y arco de Cupido). Para sacarle el máximo partido a los pigmentos minerales de las sombras de ojos y conseguir que se mantengan intactas, humedece el pincel en agua o prepara el párpado con un poco de vaselina antes de aplicarlas. Las uñas serán un accesorio más, atrévete con tonos brillantes y con textura para acentuar tu estilo. Presume de piernas bronceadas gracias a un aceite embellecedor y ahórrate las medias o una sesión de rayos UVA de última hora. Y como broche final adorna las cejas y las sienes con cristales adhesivos, es el último grito de las pasarelas de moda.