Belleza -- Cara

Todo al rojo, la apuesta segura para tus labios

En cualquiera de sus declinaciones: frambuesa, sangre, óxido, ciruela… hasta derivar en los marrones. Y bajo cualquier aplicación: "Labios definidos, borrados, con acabado gloss, mate o manchados", afirma Baltasar González Pinel, director artístico de M·A·C. La cuestión es poner todo el foco de atención en nuestros labios, y el rojo siempre lo consigue. Para ello, el resto del rostro debe pasar desapercibido. A saber: piel natural, ojos desnudos y, si acaso, una mínima expresión de blush para crear ángulos.