10 cosas que puede hacer por ti tu bálsamo labial

No te quedes en que este producto solo protege y repara tus labios, te proponemos algunas alternativas a su función tradicional.

10 cosas que puede hacer por ti tu bálsamo labial

Quizá no sea el producto que más glamour tenga de todo tu arsenal beauty, ni en el que más inviertas o sea de edición limitada, pero sin duda es el clásico entre los clásicos de la rutina de belleza de cualquier mujer.

El bálsamo labial es el compañero que viaje a todas horas en nuestro bolso, siempre listo para ser usado en el momento en el que nuestros labios necesiten un extra de hidratación, reparación o protección frente a los agentes externos.

Sin embargo, esta no es únicamente la función que cumple. Gracias a los expertos de Carmex, una de las firmas más famosas en el cuidado de tus labios, te damos diez formas de uso que no imaginabas para que puedas sacarle el máximo rendimiento a este producto multitask:

1. Cuida tus cutículas. Masajéalo sobre ellas, especialmente antes de irte a dormir. Quedarán suaves y flexibles cuando te levantes.

2. Repara tus uñas. Sanea las descamadas aplicando sobre la zona rota una gruesa capa que selle la hidratación, nutra y proteja el área.

3. Hidrata tus manos y uñas. ¿Has olvidado tu crema específica? Desliza tu protector labial sobre las zonas secas y después frota las manos entre sí para calentar el producto y repartirlo uniformemente.

4. Corrige errores de maquillaje. Aplica una pequeña cantidad sobre un bastoncillo para limpiar excesos de tu make up de ojos en un instante.

5. Ilumina tu rostro. Unos toques de bálsamo sobre el hueso del pómulo reavivarán la piel cetrina tras una larga jornada de trabajo y funcionará como un iluminador.

6. Difumina arruguitas. A golpecitos sobre el contorno de los ojos, hidrata y minimiza las líneas de expresión.

7. Fija tus cejas. Úsalo como un gel fijador para mantener los pelitos rebeldes a raya.

8. Mirada brillante. Mezclado con una sombra conseguirás un brillo de ojos para un acabado más jugoso y cremoso.

9. Úsalo como sérum capilar. Controla los cabellos rebeldes y elimina el encrespamiento usando un poco de bálsamo.

10. Hidrata tu nariz. Cuando tengas un resfriado o alergia, aplícalo en la zona después de usar los pañuelos para sonarte y protegerás la piel frente a irritaciones.

Etiquetas: labios

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS