¡Adiós 90-60-90! ¡Hola proporción áurea!

Hablar de 90-60-90 es hablar de cánones de belleza de la mujer o de, en muchos casos, frustración femenina.

Cánones de belleza

Hablar de 90-60-90 es hablar de cánones de belleza de la mujer o, en muchos casos, de frustración femenina. Si eres de las que piensa que estas medidas son una invención poco realista, te alegrará saber que, en parte, estás en lo cierto.

 

Un grupo de científicos de la Universidad de Texas se propuso hace unos años descubrir los secretos de la belleza femenina y sus averiguaciones acabaron con la imagen de las chicas 90-60-90 como modelo de perfección.

 

Según estos estudios, existe la llamada “proporción áurea del deseo”, representada por la cifra 0.70588253, y, si el coeficiente entre los centímetros de cintura y los de cadera da un resultado cercano a esta cifra, estaremos muy cerca de las verdaderas medidas de la belleza.

 

Si tenemos en cuenta las consideraciones de este estudio, no importan tanto las medidas concretas o “estandarizadas”, sino la proporción entre esas dos partes de la anatomía femenina.

 

Estar excesivamente delgada no es garantía de que cintura y caderas formen una curva bien proporcionada, sin embargo, mujeres con curvas definidas y bien marcadas pueden estar muy cerca de esa proporción áurea de la que hablan los expertos. Por ejemplo, una mujer con 80 cm de cintura y 100 de cadera, quedaría excluida de las medidas que han reinado durante años, sin embargo, estaría muy cerca de esa nueva proporción a la que apuntan los investigadores.

 

Los parámetros de belleza femenina son sólo referentes, no una ley sagrada. Salud y belleza no sólo no están reñidas, sino que deben ir de la mano.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS