Belleza contra el cáncer de mama: ¿Cómo debe cuidar la piel un enfermo de cáncer?

Explicamos qué pautas y tratamientos deben seguir las enfermas de cáncer de mama. Las expertas nos ayudan.

Belleza contra el cáncer de mama
Imaxtree

El mes de octubre es también el mes de pensar en rosa, de acordarnos de lo importante que es la lucha contra el cáncer de mama, de educar en la prevención en la búsqueda de un futuro mejor. Hemos de ser conscientes de que es una problemática que sufren cada año alrededor de 1.500.000 mujeres en el mundo y 25.000 en España (mujeres con edades comprendidas entre los 35 y 85 años)

 

Y, aunque es el 19 de octubre el Día Contra el Cáncer de Mama, existen fundaciones como The Breast Cancer Research Foundation que luchan durante todo el año por hallar una cura a esta enfermedad. Creada en 1993 por Evelyn Lauder, esta fundación tiene como misión financiar la investigación clínica y genética para encontrar la solución definitiva y la vacuna contra el cáncer de mama.

 

¿Cómo tratar la piel en pacientes oncológicas?

“Los problemas más abundantes que pueden aparecer en la piel de las pacientes oncológicas son xerosis cutánea y prurito cutáneo. La xerosis cutánea es un aumento de sequedad de la piel y/o mucosas, que en ciertos casos puede ser bastante intensa. Puede producirse por la enfermedad o por el tratamiento. De hecho, la deshidratación provoca pérdida del brillo y elasticidad de la piel y también descamación de las células, provocando hasta heridas y fisuras con cualquier roce. En cuanto al prurito cutáneo es un picor, acompañado de escozor, casi incontrolable y bastante incómodo, que sucede por la xerosis o porque los órganos internos estén afectados”, señala Ana Victoria Ugidos, creadora de Bioxán. 

“Si nos centramos en el rostro- continúa- tanto la enfermedad como el tratamiento produce alteraciones como pérdida de hidratación y luminosidad. El cutis adquiere un color cetrino y apagado y puede que sientan hasta sensación de tirantez. También puede descompensarse la zona de los pómulos, provocando el hundimiento de los ojos”, comenta la creadora de  Bioxán.

“Pero si ya la piel empieza a cambiar a raíz de la enfermedad, los tratamientos que se aplican para tratar el cáncer provocan otra serie de cambios / problemas dérmicos: aumento de poros, dilataciones vasculares, hiperpigmentación… De hecho, cada terapia oncológica tiene sus efectos secundarios: por ejemplo, la quimioterapia provoca la aparición de rojeces, manchas, descamación en la palma de las manos y plantas de los pies…y la radioterapia, radiodermatitis, que se produce por las agresiones que sufre la piel por el tratamiento. Las células pierden su capacidad de regeneración porque se dañan los vasos sanguíneos que actúan en su renovación y aparecen eritemas, descamaciones y… también se dan casos de úlceras”, apunta Ugidos.

La piel en los pacientes oncológicos

Las pacientes que han recibido sesiones de quimio o radio, ¿qué cuidados específicos deben tener en la piel? 

Ana Vilamanyà, responsable del programa Estética Oncológica de La Fundación Ricardo Fisas, empresa familiar creada por los fundadores de Natura Bissé, nos explica "es recomendable que la piel mantenga una buena higiene, hidratación y protección solar, independientemente de cual haya sido la terapia oncológica recibida. Es verdad que en el caso de la quimioterapia, al ser un tratamiento sistémico, en general afecta a las células que están en continua renovación, como las células de la piel, el pelo y las uñas, generando una sequedad extrema. No es el caso de la radioterapia que al ser un tratamiento local solo afecta a la zona radiada. En nuestra Fundación potenciamos el autocuidado de la piel, porque creemos que una buenas pautas de autocuidado son clave para tener una piel sana".


¿Qué formulaciones deben evitar?

"Siempre es útil la opinión del profesional que nos ayudará a elegir aquel cosmético con los principios activos más adecuados para las necesidades de la piel en cada momento y evitar algunas sustancias que puedan irritar o resecar nuestra piel", Ana Vilamanyà, responsable del programa Estética Oncológica de La Fundación Ricardo Fisas

¿Qué pueden y no pueden utilizar?

Ana Vilamanyà nos responde: "el que podemos o no utilizar dependerá mucho de en qué momento del tratamiento médico nos encontramos y por lo tanto de qué efectos secundarios que estamos teniendo. Nunca debemos generalizar, porque dependerá del estado de partida de nuestra piel, de su reacción al tratamiento médico y del grado de esta reacción. Todos los efectos o alteraciones pueden variar según cada persona y es importante que siempre consultemos al profesional".

Continúa leyendo