Canon de belleza: de la curva a la delgadez extrema

Las modas cambian y el concepto de belleza también. Lo que hace unos años se consideraba bello, ahora ha quedado desfasado.

canon belleza

Las modas cambian y el concepto de belleza también. Lo que hace unos años se consideraba bello, ahora ha quedado desfasado y poco apropiado para los cánones de belleza actuales. La mujer guapa de hace unos años es ahora una belleza antigua.

 

Que los referentes femeninos y los ideales de belleza varíen con el paso de los años es algo normal, que derive a conceptos y modelos poco saludables, no.

 

Durante los años 50 las curvas se hicieron las principales representantes del cuerpo de mujer. Actrices como Sophia Loren y Marilyn Monroe se convirtieron en iconos en todo el mundo y en símbolos sexuales. Sus curvas se consideraban ejemplo de sensualidad y feminidad.

 

Ya en los años 70, el vanguardismo y las nuevas tendencias en los diseños de alta costura influyeron en este patrón de belleza, que empezó a cambiar hacia una mujer más delgada. Sin embargo, el progresivo adelgazamiento del arquetipo femenino se ha desvirtuado hasta llegar a un ideal de belleza poco saludable, de aspecto enfermizo en algunos casos (seguro que recuerdas imágenes de algunas modelos en los principales desfiles de moda) y antinatural.

 

La sensación de que el modelo de belleza a seguir es inalcanzable es la responsable de los principales trastornos alimentarios, que se han convertido en un verdadero y grave quebradero de cabeza para la sociedad actual

 

Toda mujer tiene una belleza innata que hay que saber explotar. Con unos sencillos cuidados, haciendo ejercicio para proteger la salud y potenciando los rasgos y características que más nos favorecen será suficiente para sentirnos guapas por dentro y por fuera.

 

Olvídate de los estereotipos irreales, inalcanzables o poco naturales y aprovecha tu potencial. Si quieres aprender trucos para sentirte bien frente al espejo, no te pierdas nuestra galería.

 

 

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS