Cinco consejos a seguir para prolongar tu bronceado y evitar pelarte la piel

¿Ya de vuelta de vacaciones, o comienzas en la segunda quincena de agosto tus días de relax y desconexión? Sea como fuere, os traemos, de la mano de expertos de nuestro país, cinco claves con las que mantener el bronceado y ayudar a conseguirlo sin que la piel sufra.

Como cada verano, el moreno se posiciona como una de las principales claves de belleza para muchas personas. Conseguirlo no siempre es fácil y durante el camino, si no nos cuidamos adecuadamente la piel y la protegemos frente al sol, podemos perderlo y afectar a la salud de nuestra dermis. Pelarnos es una respuesta natural de la piel por la cual se desprende de la capa exterior cuando esta se quema frente al sol, un daño muy común especialmente en las áreas donde la epidermis es más sensible, como por ejemplo, el rostro o el escote.

Es fundamental para nuestra salud cutánea prevenir estas quemaduras, principalmente porque así reducimos enfermedades, pero además porque evitamos retroceder en nuestra búsqueda del bronceado ideal. Tanto como si quieres mantener tu bronceado porque acabas de volver de vacaciones, como si acabas de comenzarlas en esta segunda quincena de agosto, consigue alzarte este verano con tu mejor moreno siguiendo estos cinco consejos de profesionales del sector que hay que seguir durante o después de la exposición al sol:

1. Usa un protector solar que te apetezca utilizar siempre

iS CLINICAL
iS CLINICAL

Todas sabemos que hay que usar protección solar, pero es cierto que muchas veces lo evitamos bien por pereza o bien porque no nos gusta la sensación que deja en nuestra piel. "La elección de un buen protector solar no está en el SPF, sino en aquel protector que te apetezca utilizar a diario como si fuese tu crema favorita", afirma Aura Serras, directora de iS CLINICAL España. Por ello, desde la firma proponen, por un lado, Extreme Protect disponible SPF 40 (en la imagen), un fotoprotector en formato crema que proporciona un cuidado completo para cualquier tipo de piel gracias a su formulación de base botánica.

Pero también, si queremos huir de la sensación de las cremas que te dejan una sensación más hidratada y pegajosa en la piel, hay factores de protección alternativos con otros formatos, como los polvos protectores PerfecTint Powder SPF 40. Este protector solar en polvo proporcionan un toque de color (disponible en cinco tonos diferentes) a la par que protege al máximo tu piel gracias a su cobertura de alto espectro. Una solución sencilla que podrás llevar siempre en el bolso y aplicar en aquellas zonas más difíciles como en las entradas del cabello.

2. Exfolia tu piel antes de irte de vacaciones y al menos una vez durante el verano

Avant Skincare
Avant Skincare

Una de las creencias extendidas es que exfoliar nuestra piel hace que perdamos nuestro bronceado. ¡Claro error! "El bronceado se produce en estructuras más internas de la piel. Cuando exfoliamos, retiramos las células muertas que están en la capa más superficial. El bronceado sigue estando y te sigue dando el sol, es un ciclo de renovación celular. Además si nos exfoliamos la piel antes de la exposición solar conseguiremos un moreno mucho más homogéneo y si lo hacemos una vez al menos durante el verano (cuando ya estemos bronceados) haremos que nuestro moreno sea más luminoso y bonito", explica Aura Serras. En este sentido, productos como el Exfoliante Facial de Rosas de Avant Skincare son idóneos. Este exfoliante completa su acción hidratante y protectora con los beneficios de la rosa, enriquecida con propiedades suavizantes, calmantes y curativas (74,90 €).

3. Hidrátate siempre con aftersun tras cada sesión de bronceado

Australian Gold
Australian Gold

Si bien somos conscientes de que es importante usar fotoprotector, también debería serlo aplicar aftersun al terminar el día. Gracias a que alimenta las capas más profundas de la epidermis, es el aliado perfecto para evitar que nuestra piel se pele y que sufra un deterioro tras el sol. "Los after sun no solo devuelven a la piel su capacidad humectante. Si contienen antioxidantes como el polifenol, el betacaroteno o las vitaminas A, C o E, pueden neutralizar también el daño provocado por los radicales libres", advierte Inma Jiménez, Training Manager de Sephora para España y Portugal.

¿Y prolonga el after sun el bronceado? La experta afirma que sí: "claro, restaurar la hidratación de la piel y prevenir su descamación evita perder el moreno antes de tiempo. Pero además, algunos after sun incorporan activos, como el DHA, que potencian la producción de pigmentos del bronceado". Moisture Lock de Australian Gold cuenta con aloe vera, vitamina E, aceite de árbol de té australiano o extractos de semilla de girasol, ingredientes que aseguran la humectación y los nutrientes necesarios para reparar, hidratar y mantener la piel jugosa y elástica. Además, contiene una fórmula que prolonga el bronceado (17,99 €, en Sephora).

4. Toma complementos alimenticios que cuiden tu piel antes, durante y después de tomar el sol

Luxmetique
Luxmetique

Tan importante es cuidar las capas externas de la epidermis, como proporcionar el mayor cuidado desde dentro. El sol es uno de los principales factores de envejecimiento de la piel y para paliar sus efectos lo más recomendado es acudir a activos antioxidantes que reparen en daño. La nutricosmética cada día está más presente en los rituales del cuidado de la piel gracias a los beneficios de las propiedades de sus formulaciones y sus efectos a largo plazo. 

Soluciones como las de la marca experta en nutricosmética Luxmetique, con su Fórmula H2Sol, son el ejemplo. "La mayoría de las fórmulas solares comerciales están orientadas en la protección de la piel frente a la radiación solar o como autobronceadores, en cambio Formula H2Sol actúa antes, durante y después de la exposición solar para tener la piel cuidada y protegida de los rayos solares y prolongar el bronceado", señala Julia Chacón, fundadora de Luxmetique. Apta para todo tipo de pieles, su triple acción previene, protege y repara la piel frente al daño de la radiación solar. 

5. Bebe mucha agua y báñate en agua fría

Nuestro organismo necesita agua para mantenerse sano e hidratado y así poder prolongar más el bronceado. El agua fría ayuda a estimular la circulación cutánea, lo cual hace que nuestras células estén más activas y puedan regenerarse y defenderse más ante el desgaste que provoca la radiación solar. Para mantenerlo, deberemos beber agua durante todo el día, sin necesidad de llegar al punto de sentir la sensación de sed.

Celia

Celia Gijón

Periodista especializada en moda y lujo que ama a partes iguales las revistas en papel que los posts en redes sociales. Apasionada de los thrillers, las motos, el color lila y, como buena cosmopolita, me encanta viajar. ¿Mis enclaves favoritos? Milán, lugar donde más aprendí de moda, y Madrid, la ciudad que me acogió cuando vine en busca de un sueño que, a día de hoy, sigo cumpliendo.

Continúa leyendo