Cómo exfoliarte el rostro correctamente

Te proponemos trucos y tipos de peeling para que escojas en que conviene más a tu tipo y estado de cutis.



peeling

 


Una rutina de obligado cumplimiento semanal que, eso sí, debemos realizar correctamente para que sea efectiva. ¡Y para que no dañes tu piel! Te proponemos trucos y tipos de peeling para que escojas en que conviene más a tu tipo y estado de cutis.
Una o dos veces a la semana, es imprescindible realizar un buen peeling en el rostro. Eliminamos las células muertas favoreciendo la renovación, desobstruimos los poros, afinamos el cutis y acabamos con las impurezas. Pero, ¿cómo debemos realizarlo? A continuación, unos sencillos trucos que siempre debes tener en cuenta:
- Es preferible que te exfolies por la noche dado que tras el peeling la piel puede quedar sensibilizada. Es mejor que no le dé el sol hasta pasadas unas horas.
- Tampoco te olvides de hidratar la piel tras aplicar el peeling, preferiblemente con protección solar si lo haces durante el día.
- Evita la zona de los ojos y las mucosas, y cuando sea con partículas exfoliantes extiéndelo con mucha suavidad y sin presionar la piel. Quieres purificar, no dañar.
- No por muchos gránulos que tenga un peeling es más efectivo: escoge siempre el que sea más suave con tu piel.
- Los exfoliantes no son exclusivos para limpiar las pieles grasas o mixtas; las secas o desnutridas también los necesitan, y los hay exclusivos para ellas.
A continuación, vamos a ver distintas formas de realizar una exfoliación según la textura o el tipo de producto. ¿Cuál te conviene más?

 

Etiquetas: cutis, exfoliante, impurezas

Continúa leyendo...

COMENTARIOS