Cómo mantener los talones suaves

Con la llegada de las altas temperaturas nos va apeteciendo cada vez más ponernos sandalias. Apetece pero... ¿te atreves?

talones perfectos

 



Con la llegada de las altas temperaturas nos va apeteciendo cada vez más ponernos sandalias. Apetece pero... ¿te atreves? Unos talones ásperos y con durezas te pueden impedir sacar los pies a relucir. Te enseñamos a suavizarlos para que los puedas lucir con orgullo.

Unos talones ásperos y agrietados no sólo tienen un tacto nada apetecible, sino que su aspecto también deja mucho que desear. Ahora que llega el momento de ponerse sandalias, esos talones con durezas pueden afear tu look con ese calzado tan veraniego. No es inevitable que los talones se agrieten, y puedes prevenirlo y paliarlo gracias a los tratamientos cosméticos.

Para prevenir, es esencial que mantengas una hidratación extrema en todo el pie, haciendo especial énfasis en la zona de los talones. Existe multitud de cremas específicas para el pie, pero hay un truco casero que no suele fallar. Cada noche, utiliza un acondicionador capilar que no suelas utilizar, y extiéndelo por ambos pies. Después, cúbrelos con unos calcetines muy suaves de algodón y duerme con ellos. Por la mañana habrá una notable suavidad, y al cabo de unas semanas verás cómo desaparecen las durezas.

Una vez que ya han salido las durezas, puedes suavizarlas con productos específicos. Visita nuestra galería para conocer nuestros recomendados:


 

Etiquetas: pedicura, sandalias

Continúa leyendo...

COMENTARIOS